La Brigada de Homicidios realiza las diligencias tras el hallazgo en la tarde de ayer de los cadáveres de dos mujeres en una vivienda en el cerro Ramaditas, sector afectado por el incendio del 12 de abril pasado.

Existía una denuncia por presunta desgracia, por la desaparición de una madre de 50 años y su hija de 12. Los peritos de la PDI llegaron al inmueble ubicado a metros de la avenida Ramaditas con la finalidad de efectuar una revisión.

Posteriormente, fueron hallados semienterrados dos cadáveres que podrían corresponder a las dos personas. La policía informó que el caso correspondería a un doble crimen y descartó los fallecimientos por el siniestro que afecto varios cerros porteños.

De acuerdo a los antecedentes, ambas desaparecieron el 20 de marzo, fecha en que se conoció que la adolescente habría sido abusada por la pareja de su madre, quien decidió cambiarse de su domicilio y llegó al sector de Cuesta Colorada del cerro Ramaditas.

Los restos mortales estaban en un hoyo dentro de la vivienda, tapados con un material que evitaba la emanación de olores de descomposición. Los detectives buscan a la pareja de la mujer.

Ambos cadáveres, cuyas identidades de momento no fueron proporcionadas, fueron enviados al Servicio Médico Legal para autopsia de rigor que determinará la causa precisa del fallecimiento y la data de muerte.