Corea del Norte no para con las provocaciones hacia su país vecino y a EE.UU. Esta vez, sin embargo, se pasaron de la raya ya que habrían pasado de revoluciones.

“El reciente comportamiento de Park Geun-hye con Obama era de una hija malvada e inmadura que pide a gángsters dar un castigo a alguien que no quiera, o el de una prostituta malvada encarnizada en hacer trampa a alguien poniendo su cuerpo al servicio de un poderoso proxeneta”, habría dicho el gobierno de Kim Jong-un, según informó por la agencia estatal norcoreana KCNA.

Las declaraciones vendrían luego de que el propio Obama se refirió al país de Kim Jong-un como un “estado paria”.

Hasta ahora ni el dictador Kim Jong-Un ni los otros dos mandatarios involucrados comentaron los dichos del dictador norcoreano.