Aunque muchos creen que la eyaculación sólo se da en los hombres, las mujeres también lo pueden experimentar y es uno de los grandes mitos de la sexualidad femenina. Según una nota de Kienyke, los especialistas consultados explican que muchas mujeres incluso evitan hacerlo debido a que se asemeja mucho a la orina. El médico psiquiatra Carlos Pol Bravo afirma que “no es necesario llegar al orgasmo para que una mujer tenga una eyaculación. Puede suceder en un estado especial de excitación”. Y agrega que “el 40 por ciento de las mujeres eyaculan en el momento de máximo placer”. Dicho porcentaje podría ser más alto si existe mayor confianza entre la pareja.

“Tampoco hay que creer que si la mujer no eyacula no disfruta. El que haya o no eyaculación no afecta la intensidad del orgasmo. Es algo adicional”, explicó el especialista al sitio colombiano.

Otro de los consultados, el sexólogo Francisco Cabello Santamaría, aseveró que en la eyaculación femenina hay dos maneras en que se puede presentar. “La primera es arrojar el líquido a través de la abertura uretral, es decir, cuando la eyaculación es notoria. El caso opuesto es una eyaculación retrógrada porque el líquido se deposita en la vejiga y es expulsado en la orina. Así lo pudo establecer Cabello luego de hacer un estudio con más 24 mujeres antes y después de un orgasmo”.