Kevin Spacey no estaba por casualidad en Cancún, México, cuando el presidente de dicho país, Enrique Peña Nieto inauguraba una feria de turismo para reactivar al balneario que se ha convertido en de las ciudades más peligrosas del país por el narcotráfico.

Según reconoció el gobierno mexicano, el ejecutivo cuate pagó a Kevin Spacey para que asistiera a la feria Tianguis Turístico y estuviera junto a Peña Nieto, con quien además se sacó un par de selfies que luego ambos personajes publicarían en Twitter.

El periodista Salvador García Soto escribió en el sitio mexicano 24 horas que el actor de 54 años, protagonista de la serie House Of Cards, recibió 8 millones de dólares desde una sección del Ministerio de Turismo. Sin embargo, Rodolfo López Negrete Coppel, cabeza de dicha sección, dijo que la cifra esta equivocada. Eso sí, como si nada, reconoció que el gobierno mexicano efectivamente le pagó a Spacey

López Negrete Coppel dijo que el presupuesto para el evento fue de alrededor de 3,5 millones de dólares, recalcando que algunos de los gastos fueron auto financiados a través de publicidad y venta de entradas, y que “la participación de Kevin Spacey estuvo dentro” de ese contexto, según informó revista Forbes.

Como queriendo mostrar que el encuentro fue producto de las coincidencias de la vida, Peña Nieto publicó la foto con Spacey diciendo que “fue un gusto coincidir anoche”. En tanto, el actor pagado por el gobierno mexicano, dijo que “1 presidente es real. Con presidente Nieto en México. Bueno conocer a un hombre que ha hecho progresos en su primer año en el gobierno”.