Foto Twitter

Gustavo Díaz, economista del Instituto Libertad, respondió las críticas hechas por el abogado constitucionalista Fernando Atria, quien aseguró que resulta “evidente” el que la posibilidad de los colegios de seleccionar estudiantes y cobrarles copago, al contrario de lo expuesto por los centros de pensamiento de la derecha, es la verdadera limitación de “la libertad de eligir” a la que tanto apelan.

“El señor Atria se equivoca al analizar la columna suscrita por los siete centros de estudio de centro-derecha. Parece que está más preocupado de la posibilidad que exista pago en una escuela, que de realizar un análisis riguroso de la propuesta comentada”, expresó Díaz en una carta al director de El Mercurio.

“No creo que sea necesario recordar que el 60% de los estudiantes chilenos se educan en establecimientos que no obtienen retribución y un 40% ni siquiera solicita un aporte a los padres para educar a sus niños. Por tanto, la elección que los padres hacen es absolutamente libre y vinculada a sus principios y es esto lo que parece, digamos, molestarles a algunos partidarios de la uniformidad”, sentenció el econominsta.

“La libertad de los padres de elegir un establecimiento educacional basado en sus principios, valores o deseos de formación para sus hijos debe ser independiente de la posibilidad de aporte que ellos tengan”, concluyó.