Como un acierto publicitario fue calificado en las redes sociales el comercial de Milo, pero las críticas afloraron este jueves luego de darse a conocer la miserable suma que recibió el grupo de famosos niños por hacer el comercial.

Según una nota de Biobío, la madre de Eduardo González alias “Tarro”, contó al portal regional Red Maule que cada uno de los niños habían recibido 200 mil pesos por hacer el video que se convirtió rápidamente en viral.

El menor se convirtió en estrella, siendo invitado a varios programas de televisión, además de tener decenas de entrevistas en diversos medios, pero el sueldo que le pagaron al parecer no estuvo acorde con esa calidad.

Rosa Garrido, la mamá de el Tarro no estaba muy contenta con la situación e incluso señaló que “yo encontré que era una estafa porque Milo es una empresa grande”.

Mira el comercial aquí