piñera ex a1

El ex presidente de la República, Sebastián Piñera, ahondó en su rechazo al proyecto de aborto en casos específicos que impulsa el gobierno, planteando que existen “razones esenciales” que fundamentan su postura.

“No se trata de una decisión que competa sólo a los padres del niño que está por nacer, desde el momento de la concepción está involucrada la vida de un ser nuevo, único, irrepetible y distinto a sus padres”, señala en una columna publicada por El Mercurio.

“La vida es un don de Dios. Sólo él tiene el poder de darla y el derecho a quitarla, por eso debemos defender la vida”, argumenta el exmandatario.

“Tanto la Corte Suprema como el Tribunal Constitucional han fallado invariablemente, que de acuerdo a nuestro ordenamiento jurídico, el niño por nacer es también una persona, cuya vida debe ser protegida”, dice a nivel jurídico.

Para Piñera, también existe una razón de naturaleza práctica. “En la duda siempre es mejor optar por la vida, aún si no tuviéramos certeza respecto del tratamiento jurídico que ha de darse a una vida humana en gestación, lo correcto y sabio es asumir una postura humilde, y optar por aquella que sea más favorable a la protección y desarrollo de esa vida”, señala.

Asimismo, el ex mandatario indica su punto de vista sobre cómo actuar en caso de peligro de la madre. “No sólo es legítimo, sino también legal que una mujer embarazada cuya vida corre peligro, se le apliquen los tratamientos médicos necesarios para salvar su vida (…) en estos casos a diferencia del aborto, el objetivo del tratamiento es salvar la vida de la madre y no terminar con el feto”, sentencia.

“La mujer embarazada requiere de un apoyo y protección muy especial. Pero el crimen de una violación no se compensa, sino que se agrava con la muerte de la criatura inocente e indefensa que ha sido concebida”, concluye sobre uno de los casos planteados.