FRAN-PORTADA
*Fotografías: Alejandro Olivares.

¿Cómo llegaste a la tele?
-Tengo un amigo que es audiovisualista que trabajó en varios programas, como el Morandé y Show de Goles, y un día me cuenta que estaban haciendo un casting cerrado en el Así Somos y que había hablado de mí. Y le dijeron que quería que yo fuera. La verdad es que no tenía ganas de ir. Pero me leí el tarot, cuando estaba recién aprendiendo, y pensé “según la carta voy” y me salió una carta súper buena. Y fui y quedé altiro: no hubieron más casting, quedé de una.

¿Qué te ofrecieron hacer?
-Entrar de panelista, pero de a poco como que las cosas se fueron poniendo más jugadas, subiendo más de tono.

Al final, terminaste mostrando más las pechugas que contenido.
-Claro, eso es lo que me pasa a mí. La tele es algo tan dinámico y se va amoldando a las necesidades de lo que el público quiere ver. Y parece que a la gente le gusta ver eso.

¿Te gusta lo que se muestra de ti en los medios?
-La verdad es que toda la vida he sido súper matea en mis estudios y he hecho siempre lo que mis jefes me han mandado en cuanto a trabajo. Y siento que es bien difícil rebelarme en la situación que me encuentro hoy, porque la verdad es que yo acato órdenes. Y a veces trato de darle un giro más chistoso o elegante a algo que puede resultar un poco burdo para que no sea tan chocante. Pero la verdad es que me encantaría que explotaran otros lados más de la Fran, porque el cuerpo es algo que aburre y cansa rápido. O sea, las niñas que sobresalen por su cuerpo duran un par de meses y después se van para la casa. Cuando entré en la televisión no fue para mostrar el poto ni las tetas, entré para hacer algo completamente diferente.

¿Cómo qué?
-Siempre he dicho que entré para hablar de los temas que habla Salfate, que me encantan, como todos los temas conspiracionales, de las energías. De hecho, yo soy una estudiosa de los temas metafísicos, de las medicinas alternativas. Ahora, quizás, el cuerpo no me acompaña mucho, como de la onda que yo quiero dar y quiero transmitir en la televisión. O sea, la tele prefiere que muestre mis pechugas que lo que pueda opinar.

LOS SHOW
Francisca-Undurraga_ALEJANDRO-OLIVARES2
¿Te arrepientes de algún show que hayas hecho?
-Sí, del Kama Sutra que hice en el Así Somos. Porque no es lo mismo hacer performance osadas y solas que hacer cosas donde tienes gente que te está tocando. No es muy agradable, porque acá en Chile el hombre cuando hace eso, siempre queda de macho y queda bien. Pero cuando la mujer lo hace queda como que esta galla es fácil o le gusta que la toqueteen. En la pantalla se vio feo, mal.

Chulo.
-Más que chulo, porque chulo es chulo, es una persona ordinaria, el Kama Sutra se vio grotesco más que chulo. Y se vio como que se estaba usando una mujer como objeto. Y sí, lo reconozco: se vio así.

Hace poco apareciste con tu torso desnudo pintado con la bandera chilena. ¿Eso no es usar la mujer como objeto?
-Todo lo que tenga que ver con cosas sexy, como lo de la polera pintada, es la mente creativa del canal que está tras esto. O sea, no se me ocurriría nunca pintarme la bandera de Chile e irme a las doce del día, en pleno invierno, a una plaza a cagarme de frío. No. Eso se les ocurrió a ellos y la verdad es que lo decidí hacer, porque fue un cuerpo pintado cuidadoso, me protegieron las pechuguitas, aunque el sol me jugó una mala pasada, porque se secó un poco la pintura, pero me lo hizo tremendo artista, que es Marlon, el mismo que pintó a la Sigrid Alegría. Entonces, bajo esas características, dejé que se me hiciera un cuerpo pintado, además que también lo han hecho muchas mujeres de futbolistas en el extranjero. Entonces, no le veo el atado. Pero salen con el ¡ay, la Fran hizo el cuerpo pintado! ¡Qué sociedad más mojigata!

A veces no te entiendo. Un día críticas que se te haya visto un pezón, pero al otro día sales haciendo cuerpos pintados mostrando tus pechugas.
-Ahí está el error. Cuando critiqué lo de la exposición, no critiqué que se me haya salido la pechuga -porque fue un error mío- lo que dolió fue que mi programa Toc Show, que quería con el alma, no me haya respetado cuando pedí que por favor se borrara un poquito el pezón, y no lo hayan hecho. Entonces, va por cosas más de adentro, más de sentimiento, que porque se me haya visto una pechuga. Es algo de lealtad.

Circula un video de un joven que te puntea en una disco de una manera que da asco.
-Fue en un liceo acá en Santiago. Tú sabes que los chicos a esa edad andan con todas las hormonas efervescentes. No fue nada cómodo. Me sentí muy pasada a llevar. Muy mal. Pero en pleno show y arriba del escenario, no le puedo pegar una cachetada a un niñito. O sea, si me están llevando allá es para llevar a la Fran simpática. Entonces, traté de correrlo un poco. Y me sentí súper incómoda.
Francisca-Undurraga_ALEJANDRO-OLIVARES4
¿Cómo lidias con tipos pasados para la punta?
-Gracias a Dios, los eventos que yo hago son bien cuidados. Hay harta gente que se preocupa por mí. Está el productor, los guardias, el animador que le dice al público “ya, chicos, bailen con la Fran, pero con las manitos atrás y no la toquen”. Y no me tocan. Y lo del punteo, fue un percance que pasó porque fue en un liceo y, claro, al ser niñitos no los veí como la maldad, pero son terribles po.

Más que en una disco con borrachos califas.
-Sí, peor. Es que los niñitos no se controlan. Igual soy nueva en esto. No he visto mucho.

A raíz de ese punteo, circula una carta abierta criticándote.
-Me parece que el señor es un poquito ocioso, para que se dé el tiempo de escribirme una carta, hablando de que me ganaba el pan con el sudor del sex appeal. La verdad es que creo que hay formas y formas de ganar plata: hay formas ilícitas, como los traficantes de droga, los que hacen negocios sucios; y formas lícitas, como la gente que se saca la mierda trabajando todos los días. Yo todos los días me levanto a las siete de la mañana para ir al gimnasio a entrenar, además ya estudié una carrera, así que por ese lado me quedo tranquila. Y si ahora puedo ganar lucas mostrando las pechugas, o si la gente piensa que gano lucas a través de eso, perfecto. Yo no voy a cambiar la mentalidad de ellos, porque no me dan de comer y no tengo por qué estar dando explicaciones. Yo tengo muchas cosas más, además de un par de pechugas, pero bueno si eso es lo que me da hoy por hoy, bueno hay que ser un poquito diva y usufructuar de eso.

Las críticas, entonces, te las pasas por la raja.
-Suena muy chulo decirlo así. Pero me las meto por donde les quepa. Estoy chata de tanta crítica al peo. Es verdad. Más que chata, en verdad, me tienen cansada los comentarios de las mujeres. De repente son mala onda.
Francisca-Undurraga_ALEJANDRO-OLIVARES1
Son envidiosas.
-Ni siquiera sé si es envidia. Todas esas que se horrorizan anda a saber si se cagan a los maridos en la noche. El otro día me decían “La Marlén es una dama, tú eres una chula, cómo haces esas cosas”. Y me acuerdo que la Marlén se ponía crema de aquí a acá, en las pechugas, para que se las lengüetearan entera. Si eso no era chulo, no sé… En todo caso, más adelante espero que se abran las puertas para ir mostrando otras cosas, pero también la gente te tiene que dejar mostrar, porque se te viene una ola de críticas y nadie se da el tiempo de conocer o de ver, que detrás de un cuerpo, hay una persona. Y eso habla del tremendo prejuicio que hay en Chile, de la discriminación. Acá nos quejamos de que hay discriminación a los homosexuales, discriminación a los pobres, a las clases sociales, pero también discriminan a las chicas voluptuosas que entran a la televisión.

Ya, pero tú harto que le has sacado provecho a tus pechugas como para que te quejes.
-O sea, no es que le saque provecho yo. O sea, lo canales le sacan provecho a eso.

Pero si no te gusta, ¿por qué lo haces?
-Es un círculo vicioso. A veces la gente dice “ay, qué tonta esta niñita”, pero la niñita no es nada de tonta, porque está trabajando, está ahorrando sus lucas. Yo tomo la televisión para dos cosas: para que me dé lucas a corto plazo -siendo bien poco visionaria- y para hacer carrera y mantenerme en la televisión, como comunicadora, que fue lo que yo estudié.

Pero hasta el momento no lo has logrado.
-No se me ha dado el espacio para dar opinión y no puedo luchar contra eso. O sea, si estoy en un programa trabajando, que a lo mejor me quieren para mostrar o qué sé yo, no puedo decirles a los directivos “oigan, chicos, pongan a la Fran Undurraga a hablar”. Porque, imagínate, sería súper raro para la gente que de un día para otro pase de hacer un cuerpo pintado, a otro donde me pongan opinando de política, ¿cachai?
Francisca-Undurraga_ALEJANDRO-OLIVARES3
Con todos los eventos que tienes, ¿has juntado plata?
-Sí. Ya me compré mi auto. Un Mazda 3. No se me han subido los humos. Tengo claro lo que quiero. Estoy ahorrando harto para comprarme un departamentito y arrendarlo después. O para hacer un negocio. No es mi idea que me pase lo que le pasó a Edmundo Varas, que se hizo millonario rápidamente y después no tenía ni para comprarse un kojak.

¿Qué te gustaría hacer en la tele?
-Me gustaría que la Fran Undurraga esté animando algún matinal o un programa nocturno, un panel de conversación, estar en una teleserie. Puede ser un matinal, un programa diferente, ponte tú de animales, me encantan los animales. Imagínate la Fran en Brasil y la Fran como Steve Irwin, pero en mujer. O algo así como Salfate. Es que me encantan las cosas esotéricas. Ahora con el cambio de era y todo estaría buenísimo hablar de tantas cosas que están pasando y la gente de repente no sabe.

¿A quién admiras de la televisión?
-Mis modelos de referencias, aunque mi biotipo no sea muy parecido, son la Tonka Tomicic, la Diana Bolocco, la Karen Doggenweiler. Me gusta mucho su estilo de animación. Son mujeres que siempre se mantienen lejos de las polémicas y brillan por su trabajo.

¿Te gusta que te comparen con Larissa Riquelme?
-La verdad es que no me gusta mucho. A ella no la conozco tanto. Lo único que me acuerdo es que se guardaba el teléfono en las pechugas. Bueno, yo también tengo pechugas para guardarme el Galaxy, ja, ja, ja. Pero no quiero ser una Larissa Riquelme.

FRAN OPINA
Francisca-Undurraga_ALEJANDRO-OLIVARES5
Dices que te gustaría opinar en televisión. ¿De qué te gustaría opinar? ¿Qué temas te mueven?
-Me mueven los temas humanos, la desigualdad, el maltrato que viven las personas, e incluso los animales. Chile es un país de mostrar lo bonito y tapar lo malo. Todos se hacen los pacatos, se callan la boca y no se dan cuenta que detrás está quedando la embarrada, hacen vista gorda. Yo soy chilena, estoy orgullosa de serlo, porque somos súper solidarios, el chileno acoge muy bien al extranjero y tenemos un montón de cosas buenas. Pero también tenemos hartas cosas malas y esto se ve en la crítica que me hacen a mí. No, que esta niñita es suelta, que esta niñita es tonta.

Esta semana hubo marcha estudiantil, ¿qué te parecen las demandas de educación gratuita y de calidad?
-La educación gratuita no es algo que viene de un gobierno para otro, ni en 4 ni en 8 años. Es un sistema que va a tener muchos años para ser aplicado, porque si estamos hablando de educación gratuita es un gasto gigante que el Estado tiene que hacer. Ahora, la educación gratuita también es algo que se gana y que los alumnos se deben ganar y tú a veces pasas por colegios, escuelas o liceos públicos y ves todas las paredes rayadas con graffitis, los niños que rompen los mobiliarios, las sillas, se roban los computadores. Entonces muchos de los estudiantes que exigen una educación gratuita ni siquiera son capaces de cuidar la educación que tienen hoy por hoy. Entonces, primero, a lo mejor, va por un cambio de mentalidad, y cuando tú ya tengas la mentalidad preparada para querer una educación gratuita y cuidar esas cosas, bienvenido sea.

¿Pero estás a favor de la educación gratuita?
-Es complicada la pregunta. Estoy a favor de la educación gratuita para quienes deba ser gratuita. Quizás para los que puedan pagar, a lo mejor no pagar grandes costos, pero sí pagar. Te puedo dar un ejemplo bien cercano, mi mamá es uruguaya, mis hermanos estudiaron en la universidad allá. La verdad es que al ser gratuita van muchos estudiantes, es muy difícil enseñarles a 400 estudiantes en cada carrera. Los profesores viven en paro porque no ganan buenos sueldos. Al final, una carrera que te toca sacarla en 4 años, la sacai en 10. Esos son como los contra. Hay que informarse bien, no es llegar y decir: ah, educación gratuita.

¿Nunca saliste a marchar?
-No, yo no. Qué voy a salir a marchar, a mí me cargan esas como juntas estudiantiles. Mira, yo por lo único que protestaría es por los animales, por nada más. Cuando yo estudiaba también me pagaba mis cosas y todo, me sacaba la mierda a los 20 años. Trabajaba en un bar, llegaba a mi casa a las 5am y me levantaba a las 7am para irme a la universidad. Y lo más bien que lo hacía y no critiqué. Muchos de estos niños que critican se pasan en la casa echados todo el día jugando play station y quieren educación gratis y no quieren trabajar.

¿Te gusta la política? ¿votaste por alguien?
-La política igual me tiene un poco decepcionada, hay mucha demagogia en la política, como en la televisión. Pero sí, voté.
Francisca-Undurraga_ALEJANDRO-OLIVARES6

¿Por quién?
-Por el centro te diría yo. Es que yo más que…Mira, ponte tú, hay cosas que me gustan de algunos candidatos y cosas que no. Todos los extremos para mí son malos. La extrema derecha, la extrema izquierda, chao. Pero yo más que votar por color político, voto por el candidato y a quien le creo y quien puede hacer cambios.

¿A quién le creíste la última vez?
-Mira, aunque suene ridículo, me gustaba el del partido verde, Sfrei, Sfeir, no sé cómo se llama, pero no tenía ningún futuro. O sea, Chile no pesca. Yo creo que en Chile todavía existe el resentimiento de la época del golpe de Estado y quienes se van mucho para la derecha y mucho para la izquierda.

¿Qué piensas del aborto?
-Es un tema complicado. Si alguien no lo ha vivido, no tiene la moral para hablarlo. Cada situación de la que uno opine si no la ha vivido, es muy difícil hablarla si no has estado en el pellejo. Estoy de acuerdo con el aborto terapéutico y en el caso de niñitas que violan los abuelos, los papás a los 9 años y quedan embarazadas.

¿Y con el aborto a secas?
-Chile está a años luz de tomar el aborto como opción, porque Chile es un país muy católico, muy cristiano y todavía esas instituciones pesan demasiado sobre nosotros.

La derecha se opone siempre al aborto.
-El pensamiento es un poco retrógrado. El mundo avanza y no te podí quedar en ideales políticos atrasados.

¿Qué te parece Carlos Larraín?
-Hay un dicho que decía Freud, que tenía que ver como con las cosas que tú te burlas, es como las cosas que a ti te afectan, como algo así. Bueno, no me acuerdo, Freud lo decía, pero lo puedes buscar después. ¿Cómo era la cuestión? Oye mi amor (le dice a su pololo), búscalo ahí. Ahí está: “Todo chiste en el fondo cubre una verdad”, eso es lo que decía Freud. Con eso te lo digo todo.

¿Lees a Freud?
-La verdad es que en el colegio tuvimos ramos de filosofía y psicología y me encantaron y me encantaba Freud también. Estudiamos a varios, estudiamos a Lacan, a Pavlov, a Skinner, a varios, me encantaba ese tema. Me encanta leer.

¿Qué estás leyendo?
-Entre que estoy leyendo el libro de manejo para dar el examen, leo también “Pídeme lo que quieras”. La lectura es tipo Cristian Grey, pero la verdad es que no tiene tanto contenido, es mejor Cristian Grey porque tiene como la historia de amor detrás, de esos amores lindos. Estoy leyendo “Mente Plena”, que es un libro que me enseña a meditar y Feng Shui por otro lado.

Eres candidata para madrina de la selección. ¿Qué pasó al final?
-No tengo idea. A mí los medios son los que me lanzan estas candidaturas medias fantasmas. Un día fue El Gráfico a hacerme fotos al canal. Ya, para qué son estas fotos. No, para la madrina del mundial, ni me preguntó. ¿Hay algún premio?, le dije. No, una moto pal que vote. ¿Y pa mí que estoy prestando la foto? Pero así en broma. Y bueno la otra vez me enteré en el diario que estaba compitiendo con la Vanesa Borghi, yo no tenía ni idea de la competición, pero ya que estoy, que gane la mejor.

¿Y te gusta el fútbol?
-Ay, no, aquí tengo un enfermito al lado que ve fútbol todo el día, entonces estoy como sobresaturada. A ver, el fútbol en sí, como juego, no me gusta mucho, no le encuentro mucho sentido. Para mí el tenis es más entretenido. Sí me gustan las cosas que se producen detrás del fútbol, las historias humanas que hay. Como los chicos que salen del barrio, de la pobreza, el caso de Vidal que vi la entrevista la otra vez que decía: puta mamita, algún día tú no vai a trabajar más, yo te voy a ayudar, te voy a tratar como una reina. Y dicho y hecho, po. Triunfó, le fue bien, le compró una casa a la señora, ella vive súper bien.

¿Nunca te has metido con algún futbolista?
-No, nunca. Me han llegado mensajes de futbolistas, pero no he caído en esa red. Es que no po, a mí me gusta el galanteo, que se la juegue, las cosas de verdad. Los futbolistas a veces tienen todas las posibilidades de tener las chicas ahí, pero no las toman muy en serio.

¿A tu familia le gusta lo que haces?
-Mi familia está contenta, feliz. Mis papás, después de cada presentación me llaman, me felicitan. Están orgullosos. El otro día leí en tuíter: ay, si yo tuviera una hija como Francisca Undurraga me sentiría decepcionada. La verdad es que mis papás no tienen por dónde decepcionarse. Estudié una carrera, nunca he caído en las drogas, ni siquiera tomo copete, soy una excelente hija. Me gano la vida sanamente, sin hacerle mal a nadie.

Ya que mencionaste las drogas ¿has probado marihuana?
-Cuando era chica probé, como a los 16. La verdad es que me dieron una cuestión que se llama skunk y casi me fui a la mierda. Ahí me dio tanto miedo que no probé más, chao, una taquicardia del terror. Yo soy súper miedosa ¿cachai?, onda que ni siquiera tomo trago porque me da miedo curarme. Soy muy hipocondríaca.