topkings-aq1

El empresario y ecologista Douglas Tompkins ahondó en su punto de vista frente al rechazo del proyecto HidroAysén, insistiendo en que la Patagonia se debe reservar para el turismo y no para grandes centrales de generación ecléctica.

“Es importante que el proceso y las reglas del juego estén claras para los inversionistas; deben estar bien definidas las reglas, pero no se puede manipular el sistema como lo hicieron. HidroAysén usó millones de dólares intentando comprar mentes y corazones de la gente de la Patagonia y no lo logró. Acá se debe hablar sobre los impactos y debe haber una decisión política sobre cuáles son los mejores lugares para desarrollar mega centrales. Acá hubo un choque de conceptos al intentar realizar mega centrales en la Patagonia chilena”, dijo en entrevista con Pulso.

En esa linea, Tompkins llamó a revisar “el proceso de desarrollo del sur de Chile”, puesto que en su opinión “la belleza, los paisajes y la lejanía de los centros de consumo de energía nos dicen que los grandes proyectos quedan fuera de la cancha”.

“La energía se debe producir cerca del usuario y se debe dejar como carta de desarrollo el turismo para el sur de Chile. Eso fue lo que propuso la campaña de Patagonia Sin Represas durante más de 6 años; de seguro ese mensaje penetró en el cerebro de las autoridades”, agregó.

Asimimso, el empresario dijo entender “que el Gobierno está en un pie saltando para aplacar el enojo de la industria. Sin embargo, Endesa tiene que aprender a crear electricidad mediante el sol y el viento, especialmente en el norte, y no concentrarse en el sur. El sur de Chile es para desarrollar el turismo”.

“Hay un mito circulando en la clase política y en el empresariado que necesitamos eliminar, y debemos potenciar la idea de que la capacidad de generación de energía en Chile es enorme. Nadie va a llegar a apagar la luz, nadie llegará a poner presión a la industria, es un mito motivado por intereses especiales. Quizás las empresas están acostumbradas a construir mega centrales, saben que ese es su negocio, ellos tienen los micrófonos y están asustando a todo el país”, concluyó.