topkings-aq1

Luego de la denuncia sobre los métodos que se usarían para controlar la población de caballos salvajes en la Estancia Yendegaia, en la Región de Magallanes, el diputado de la UDI David Sandoval junto con lamentar la situación, pidió que se determinaran a la brevedad posible las presuntas responsabilidades en el caso.

“Lamentamos profundamente el hecho. Creo que es de una crueldad enorme lo que están haciendo en ese predio. Por eso, pedimos a las autoridades del Ministerio de Bienes Nacionales, Conaf y el SAG que aclaren rápidamente los hechos denunciados”, señaló.

Para Sandoval el tema se torna aún más grave cuando la estancia, propiedad de la fundación medioambientalista Yendegaia, vinculada a Douglas Tompkins, está en pleno proceso de traspaso al Estado chileno, lo cual se habría suspendido a raíz de esta denuncia.

“A comienzos de este año se informó que Tompkins donaría el sitio al Estado y por lo mismo queremos saber en qué etapa se encuentra el proceso, pues hemos sido informados de que fue suspendido producto de lo que está ocurriendo en esa zona del país”, indicó.

Por ello, el parlamentario gremialista cuestionó que una fundación que tiene el carácter de ambientalista permita que se realicen este tipo de acciones. “Pedimos que se investigue acuciosamente este caso, no puede quedar impune y se deben tomar las medidas pertinentes para que no se repitan en ningún otro parque de nuestro país”, subrayó finalmente Sandoval.

Cabe señalar que la denuncia será además investigada en la Cámara de Diputados a requerimiento de la bancada de parlamentarios de la Unión Demócrata Independiente.