Mario-Díaz_ALEJANDRO-OLIVARES1

fotos: alejandro olivares

“Mi tatuaje de la Nona, dejo en claro altiro, no tiene que ver con un tema de la derecha: No soy ni de la UDI ni de RN ni de ningún partido. No soy facho ni cagando. No puedo ser de una coalición que sacó los bombos de los estadios y que salió con la hueá del Estadio Seguro que no sirvió de nada. Tampoco voy a compartir las desigualdades. Por un tema de vida. Soy clase media baja. Mi tema es con ella. De hecho, me defino como Nonista. O sea, seguidor de Ximena Ossandón. O Nona Lovers, como nos han llamado. La sigo, porque ella me da fe y no me llevará por el lado equívoco.

Soy Nonista, porque esta señora es increíble. No es como el otro perro político de Gustavo Hasbún, que es un mal ejemplo: se comprometió a ayudarnos en una tallarinata para la Teletón y nos dejó pagando. La dura, ella es diferente. Y me gustaría desmitificarla. Todo el mundo se ha quedado con la imagen de que anda con la Virgen para todos lados. No es así. Es puro desconocimiento. Hay varia gente, que después de conocerla, le ha agarrado cariño. Es un ejemplo a seguir. A mí me gustaría criar a mis hijos bajo la base que ella les ha entregado a sus hijos.

A la Nona la conocí por Marcelo Zunino, mi ídolo deportivo, a quien no me he tatuado, pero pienso hacerlo pronto. Ella nos terminó salvando la tallarinata. Nos ayudó sin conocernos y sin pedir nada a cambio. Ella es de verdad. La Nona rompió el estigma con la gente de derecha que teníamos en nuestra barra. Nos ha ayudado siempre y sin prensa. Aparte que la Nona es súper tierna, súper simpática, súper maternal. Esas cosas uno las agradece.

Ella me cambió la forma de ver a los políticos. Le debo harto a ella. No en lo económico, sino que me hizo un cambio de switch. Antes de conocerla, me daba risa ella. Siendo súper sincero, era como “sha, esta señora que sale con el reguleque”. Era una ironía para alguien que gana menos del sueldo mínimo. Pero cuando la conoces te das cuenta que no piensa así, que fue una tontera que dijo, que se explicó mal, que metió la pata. Me mostró la cara buena de la política que, para mí, está completamente desprestigiada. Si me preguntas, los políticos son todos una mierda. Pero la rescato solo a ella, que marca una diferencia, y por eso me la tatué. Quizás es menos política que todos. Lo mío es un tema personal.

Nadie, con lo desprestigiada que está la política, se tatuaría a un político. Por eso me dicen que estoy loco, hasta mi señora lo ha pensado, pero la Nona es distinta. Hay gente que se tatúa a Allende o al Che, lo que está bien, pero son personas que marcan hitos políticos en las masas, pero la Nona marcó un hito político social- maternal en mí, ¿cachai? La dura, la señora es buena de verdad. No sabes a cuánta gente le paga los estudios, les pide plata pal subsidio a otros, hace operativos de invierno para la gente. Es casi una santa, es casi, porque para ser santa tiene que morir, ja, ja,ja Eso no lo hace casi nadie de ayudar sin pedir nadie a cambio. Mira, nómbrame a uno, solo a uno que sea como ella, y me rajo con un churrasco. No hay ninguno”.

LA VIRGEN

“Nunca me haría un tribal o una calavera, porque no me tatúo por estética como lo hace la mayoría. ¿Los tribales qué son? No son nada. Varios se tatúan en los brazos para marcar los músculos. Varios lo hacen. Es más, yo me voy a marcar las calugas, ja, ja, ja. Náaaa. Estoy leseando.

Todos mis tatuajes son por algo especial. Es como el tatuaje que se hizo Pinilla que le durará toda la vida. Pinilla debe soñar con el palo y por eso se lo tatuó. Es parecido a lo que hice con la Nona. Pero es como el antónimo de lo que yo hago. No creo que sea muy la raja tatuarse un palo que te amargará siempre que lo mires. Es como si te tatuaras a la ex polola que te cagó. Si me tatué a la Banda 27 es porque va a estar por siempre conmigo. Si me tatué a mi señora es porque estará siempre conmigo. Si me tatúe a la Nona, es porque estará siempre conmigo y es por agradecimiento a lo que ha hecho. Lo mismo debe pensar Pinilla.

Todos mis tatuajes representan lo que más quiero: mi familia, Audax y ahora la Nona. Nadie más. Te pongo un ejemplo, nunca me he tatuado a la selección. Porque uno a la selección la apoya como chileno, pero el Audax uno lo lleva en el corazón y yo amo al Audax. Eso no se compara con nada. De hecho, si en un mismo día jugaran Chile y Audax, obviamente, iría a ver al Audax aunque no vaya nadie. Además que solo tengo dos ídolos deportivos. Uno es el eterno capitán, Marcelo Zunino, y el otro es uno que nos llevó a lo más alto de la historia de Audax, Carlos Villanueva, que me tatué. ¿Y Borghi que estuvo en el Audax? Naaaa…..Solo fue un buen jugador, nada más. No es referente, ¿cachai? Buenos jugadores pasan muchos, pero no entran en la historia. Zunino es parte de la historia y lo que hizo el Piña quedó escrito en la memoria de todos los hinchas. Zunino es demostración de garra. Es el representante de un hincha jugado en la cancha.

Elegí esa foto de campaña, para el tatuaje, porque la Nona sale súper libre, como es ella en verdad. Aunque digan que es conservadora, para mí la Nona es una persona súper libre. Este tatuaje de la Nona, muta de la imagen de la Virgen de Guadalupe, que tiene unos rayos, como una aureola, alrededor de ella. Lo mío con la Nona no es una cosa de atractivo, sino no me la habría tatuado con tanta ropa, ja, ja, ja. Yo la veo como una imagen de santa. Para mí, ella es como la virgen de Guadalupe. Puede sonar una tontera. Pero, para mí, la virgen representa mucho. Me preguntan si mejor no me hubiese hecho a la virgen de Guadalupe, pero lo que pasa es que va más allá, porque la Nona me marcó mucho. Mi admiración va más allá de, entrecomillas, lo normal. No quiero que piensen que soy un hueón loco, no. Tengo una admiración distinta. No va por un tema físico, ni político, mi tema va más allá de eso. Pasaron tantas cosas con ella. Terminó su campaña y ella siempre estuvo pendiente de mí y de mi familia. Siempre nos estuvo llamando, nos preguntaba si teníamos trabajo, si estábamos bien. Ella asumió un rol conmigo maternalista. Uno va agradeciendo ese rol, porque finalmente te va dando directrices generales. Que alguien se preocupe por tu familia, uno lo agradece caleta, aparte es un ejemplo a seguir, que me marcó, que dije “me voy a tatuar a la Nona”.

Algunos me han dicho que estoy loco por habérmela tatuado. Hasta mi señora me dijo que qué onda, que estaba enfermo, ja, ja, ja. Pero al final le gustó porque ella también la admira. La Nona también supo por terceros que me la tatué. Me dijo que estaba loco, loco, pero en buena onda y me lo agradeció. Hay gente de la barra que no sabe que me la tatué. Espero que no digan nada. Igual estoy claro, que los que no me cachan, me harán pico, ja, ja, ja. Pero me da lo mismo. Es que es muy difícil entenderlo.

El tatuaje de la Nona, tiene una frase en italiano que dice: “la sangre te hace pariente, la lealtad te hace familia”. Eso lo dice todo. Para mí la lealtad lo es todo. Una de las características de los barristas es que somos los más leales sin pedir nada a cambio. Nosotros Los Tanos, somos de las barras más leales: Seguimos a un equipo que lleva más de 57 años sin salir campeón, pagamos entradas carísimas por verlos, no abandonamos al equipo en los peores momentos-incluso con un plan represor del gobierno como el Plan Estadio Seguro-viajamos fuera de Santiago para que el equipo nunca esté solo y juntamos lucas para hacer buenos recibimientos. O sea, todo es pérdida. Pero eso a uno lo deja contento. En la política, en cambio, hay dos tipos de lealtades: las pagadas y las ganadas. En las campañas políticas, la gran mayoría tienen lealtades pagadas, pero en el fútbol es al revés. Y, en este caso, la Nona se ganó mi lealtad. Y la quiero por eso”.