misa psu
El último ensayo de la PSU realizado por la Universidad Santa María, y que incorporó el nuevo temario y forma de corrección que tendrá dicha prueba en diciembre de este 2014, reveló que los estudiantes de colegios municipales aumentaron considerablemente sus puntajes.

En tanto, los alumnos de establecimientos particulares y subvencionados obtuvieron resultados más bajos que con el temario antiguo.

Hace casi tres meses los estudiantes se enteraron que la Prueba de Selección Universitaria (PSU) modificará sus contenidos y además aplicará una nueva forma de corrección, la cual elimina el descuento por las preguntas erradas. La universidad recordó que los cambios causaron gran inquietud entre alumnos, apoderados y especialistas en el tema, debido a las posibles repercusiones que la modificación pudiese ocasionar en el resultado de los estudiantes.

Con el objetivo de evaluar esta situación, la Universidad Santa María dijo que elaboró un facsímil inédito, en el cual incorporó el nuevo temario aprobado por el Consejo de Rectores (Cruch) y cuya fórmula de corrección también adoptó el nuevo sistema de eliminación del descuento por preguntas erradas.

Dicho facsímil lo puso a prueba en un masivo ensayo PSU al que asistieron más de 5.500 estudiantes. Muestra que luego sometió a comparación con un ensayo similar que realizó en 2013.

Los resultados de esta muestra mostraron, por primera vez, una disminución de la brecha existente entre alumnos de establecimientos municipales y los provenientes de colegios particulares subvencionados y particulares pagados.

En comparación con un ensayo realizado en 2013, los estudiantes de colegios municipales subieron su puntaje en Matemática y Lenguaje, llegando, en algunos casos, a superar a sus pares de establecimientos particulares y subvencionados.

En matemática, los estudiantes de colegios privados obtuvieron un promedio de 574 puntos, cifra por debajo de los 586 puntos que obtuvieron en 2013. Sin embargo, de igual manera, se situaron por encima del promedio nacional de 516 puntos, versus los 507 de 2013. A estos, le siguieron los alumnos de establecimientos municipales con un promedio de 549 puntos, casi 50 puntos más que en 2013. Casi 70 puntos promedio más abajo que estos últimos, se situaron los alumnos de establecimientos subvencionados, quienes obtuvieron un promedio de 480 puntos, mismo resultado obtenido en 2013.

En cuanto al detalle referente a los contenidos, el porcentaje de logro más bajo se observó en Geometría, específicamente en la sección de transformaciones isométricas donde los jóvenes obtuvieron sólo un 16% de logro, siendo los estudiantes de establecimientos municipales quienes contestaron más preguntas correctas, con un 20% de logro. A estos, le siguieron aquellos de colegios privados con 18% logrado. En tanto que, subvencionados obtuvieron 13% de preguntas correctas. Siendo el ítem de números racionales donde alcanzaron mejores resultados con un 72% de logro.

En Lenguaje, en tanto, los estudiantes de colegios privados alcanzaron un promedio de 575 puntos, resultado por sobre el promedio nacional que fue de 545 puntos, pero por debajo de los 583 puntos que obtuvieron en el ensayo del año pasado. Tan sólo 17 puntos más abajo se ubicaron los alumnos de colegios municipales quienes ponderaron 558 puntos, por encima del resultado que obtuvieron en 2013 cuando ponderaron 526 puntos. En tanto que, subvencionados alcanzaron 527 puntos, resultado similar al que obtuvieron en 2013.

Consultados respecto de los cambios, los jóvenes destacaron la eliminación de las 15 primeras preguntas y la diferencia en la extensión de los relatos.

“Antes los textos en lenguaje eran más largos y las preguntas que estaban relacionadas a ellos eran mayor cantidad que antes”, comentó Ricardo Kouro, quien cursa cuarto medio en el Colegio Domus Mater de Valdivia.

Respecto de la representatividad del estudio llevado a cabo por esta casa de estudios en relación a la PSU, las tendencias de puntaje obtenido por los estudiantes que rindieron este ensayo no deberían variar mucho respecto del puntaje que obtengan en la prueba real, pues el ensayo realizado por la Universidad Santa María ocupa los mismos parámetros utilizados por el Departamento de Medición y Registro (Demre) para evaluar los resultados de la PSU.