Un mal rato del demonio se llevaron un grupo de pacientes de un centro de salud público de Puerto Rico, cuando una doctora salió enfurecida a la sala de espera, para retarlos por escuchar música de Daddy Yankee.

La profesional de la salud llamó “ignorantes” a los pacientes y se armó una bolsa de gatos en tono caribeño. “Oigan a Daddy Yankee, por eso es que este país es una porquería, ustedes lo que hacen es escuchar a Daddy Yankee, coge un maldito libro ignorante” dijo la doctora.

El reguetonero acusó el golpe y publicó sus descargos en su cuenta de Twitter manifestando que “es preocupante los problemas de salud mental en este país, especialmente, cuando provienen de los que están a cargo de la salud de nuestro pueblo”.

Tras el incidente, la doctora fue suspendida por las autoridades locales según informó el medio Primera Hora.