Gerardo-Joannon1

La Congregación de los Sagrados Corazones (SS.CC) no entregará al ministro Mario Carroza -quien indaga los casos de adopciones irregulares- una copia de la investigación canónica realizada en contra del cura Gerardo Joannon.

Así lo confirmó una fuente de la orden a The Clinic Online, que explicó que las indagatorias de este tipo corren por un carril distinto a la que sustancia la justicia criminal y deben ser revisadas por las instancias superiores.

Se indicó además que para los efectos judiciales chilenos, las sedes de la iglesia católica chilena son embajadas del Estado Vaticano en el país, debiendo respetarse esa “calificación diplomática” por lo que cualquier solicitud debe realizarse vía exhorto internacional o bien a la Nunciatura Apostólica con sede en Santiago.

Una fuente eclesiástica explicó que la decisión ya le fue revelada al ministro Carroza de manera informal, ya que en los próximos días debiera prestar declaración en calidad de testigo el superior provincial de los SS.CC, Alex Vigueras y eventualmente el salesiano David Albornoz, quien tramitó el procedimiento.

El impropio

Vale recordar que la semana pasada la congregación dio a conocer las conclusiones de la indagatoria -donde fueron interrogados cerca de 30 testigos- que arrojó responsabilidad directa del sacerdote Joannon, en al menos dos casos de adopciones ilegales. Se trata de la hija de Andrés Rillón y el caso de María Alicia Häussler. Ambas guaguas fueron dadas por muertas al nacer y Joannon siempre tuvo conocimiento de ello e incluso celebró misas honrando su memoria.

Asimismo acreditó que el cura mantuvo relación directa con la madre de la hija de Rillón, la que calificó como “impropia”. Al respecto, el querellante en este caso Cristián Letelier aseguró que la mujer, luego de entregar a su guagua, se casó. Joannon, sin embargo, siguió manteniendo con ella el vínculo “impropio”, al punto de que el marido lo conminó a no visitar su casa señalándole que “el matrimonio es de a dos y no de a tres”, reveló Letelier en una entrevista publicada este lunes.

La congregación además resolvió que Joannon viajara a España para reflexionar y someterse a un tratamiento sicológico. El hecho derivó en que el juez Carroza decretara el arraigo nacional contra el párroco para evitar que abandonara suelo nacional.

En tanto, ayer se esperaba que Joannon declarara en calidad de inculpado en el 34 Juzgado del Crimen de Santiago, en el marco de otras denuncias que pesan sobre el sacerdote. Sin embargo, de acuerdo a la información recabada por este diario, no se presentó a prestar testimonio con la jueza Claudia Salgado. Según se indicó habría sido reagendada para una próxima oportunidad.

Esta declaración no sólo es importante para esta indagatoria, sino que también le servirá al ministro Carroza, ya que se apronta a citar a Joannon por segunda vez para que entregue su versión en esta causa penal.

Este diario intentó obtener una versión de parte de los SS.CC, pero se indicó que no habría comentarios.

La misma historia

Una decisión similar para no entregar el expediente canónico fue la que adoptó la iglesia con el cura Fernando Karadima. Sin embargo, en abril de 2011 la ministra Jéssica González a cargo de indagar los delitos sexuales contra el sacerdote de la iglesia El Bosque, incautó el documento en la oficina de su abogado defensor Juan Pablo Bulnes.

El hecho generó que el Pleno de la Corte Suprema analizara la situación de González, luego que el Colegio de Abogados presentara un reclamo aduciendo la violación de secreto profesional entre el defensor y su patrocinado.

Luego de revisar los argumentos “de hecho y de derecho” que utilizó la magistrada para justificar la diligencia, los supremos respaldaron el actuar.

De allí que, al menos hasta ahora, no está claro qué decisión adoptará el ministro Mario Carroza ante la negativa que debiera oficializarse con la declaración de Vigueras.

Pinche aquí para leer todo sobre el cura Gerardo Joannon