cajero A1

Una sucursal del banco BBVA resultó con graves daños en el centro de Santiago la madrugada de este lunes, cuando delincuentes que son buscados por la policía emplearon explosivos para desvalijar dos cajeros automáticos que había en el local.

Fuentes policiales dijeron que el robo ocurrió a las 00.35 horas y fue cometido por al menos cinco individuos que hicieron detonar tubos de gas para acceder a las gavetas con el dinero de las máquinas.

La explosión causó daños de consideración en las puertas y ventanales de la sucursal bancaria, situada en la esquina de las calles Moneda y Estado, en pleno centro de la capital, pues aparentemente los ladrones calcularon mal la potencia del artefacto que utilizaron para el robo.

El comandante de Carabineros Rubén Ahumada dijo a los periodistas que en el lugar se encontraron manchas de sangre y que un automóvil empleado por los delincuentes para huir fue hallado más tarde en calle Carmen, a pocas cuadras del banco.

Los cajeros habían sido cargados con 60 millones de pesos en vísperas del fin de semana y por ahora se desconoce cuánto quedaba en el momento del robo.