mercedes YT
Imagen YouTube

Un ciudadano español que se desempeñaba como gerente de Administración y Finanzas de una empresa de Ingeniería en Chile permanece en prisión preventiva desde hace una semana, tras ser imputado por la apropiación indebida de 1.700 millones de pesos de la firma.

Así lo reveló hoy el portal electrónico Emol, sobre la base de los expedientes del caso, precisando que el imputado, José Ignacio Estrade Morante, dedicó el dinero mal habido a llevar una vida de lujos y derroches en Chile y otros países.

El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago ordenó el pasado día 23 la prisión preventiva de Estrade Morante por un plazo de 90 días, plazo en que la Fiscalía a cargo deberá reunir las pruebas en su contra por los delitos cometidos desde el año 2012.

Estrade Morante permanece en una celda del penal Santiago 1, luego que su defensa no apeló a tiempo la prisión preventiva dictaminada por el tribunal.

José Ignacio Estrade vivía en un departamento de lujo en el barrio santiaguino de Las Condes y desde que ingresó como gerente a la empresa de Ingeniería Hisa S.A, en agosto de 2012, compró vehículos de lujo valorados en 500 millones de pesos.

Entre ellos, Land Rover Range del año, un Mercedes Benz SLK 200, un Mercedes Benz E400 Cabriolet, un BMW Coupe 2014, pagados a través de transferencias electrónicas desde cuentas creadas para ocultar el desvío de dineros.

El hombre iba periódicamente a España, donde también tiene cuentas corrientes, cuyo detalle será solicitado por la Fiscalía, y en cada viaje se hospedaba en hoteles de lujo.

Según los datos, José Ignacio Estrade pagó 2.726.227 pesos en un hotel de Sevilla, por habitaciones reservadas para la “Familia Estrade”, en marzo de 2013, de acuerdo con los registros bancarios, y más de cinco millones de pesos en un viaje aéreo Santiago-Madrid-Santiago, en marzo de 2013, de acuerdo con los registros aéreos.

En octubre de 2013 viajó a Cancún (México) con un grupo de siete personas para pasar una semana en un centro vacacional de la zona, por lo que pagó 11 millones de pesos (18.800 dólares).

El pasado marzo, viajó con su mujer a Cartagena de Indias (Colombia), con un desembolso de 5.699.000 pesos.

El abril, según los registros bancarios, pagó 56 millones de pesos en pasajes aéreos y otros 15 millones de pesos en entradas preferentes para presenciar la final de la Champions League europea y ver al Real Madrid coronarse campeón.

Ese viaje fue el último y siguió a la inauguración, en marzo, del estudio de abogados “Pacific Consulting”, que instaló en Santiago, financiada con 320 millones de pesos sustraídos desde la empresa de Ingeniería para la que trabajaba.

La inauguración del estudio se celebró el 26 de marzo en el hotel Hyatt de Santiago y entre los invitados figuró hasta el embajador de España en Chile.

José Ignacio Estrade contrató espacios en las páginas sociales de medios de comunicación, en las que quedó registrado el evento.