M

Recién debutados en el Congreso, los diputados independientes Giorgio Jackson y Gabriel Boric presentaron el 9 de abril pasado un proyecto de ley que pretende reducir la dieta parlamentaria, para lo que es necesario terminar con la condición constitucional de que estén vinculados con la remuneración de los ministros de Estado.

En concreto, la iniciativa pretende fijar que el sueldo de los honorables tenga un tope máximo de 20 veces el salario mínimo, quedando en $4.120.000 (hoy ganan casi 7 millones).

En su momento, la idea generó polémica en la Cámara, dando pie para, por ejemplo, la recordad declaración del PPD Pepe Auth: “Después de recibir una mesada cualquier sueldo les parece elevado”, dijo con “ironía”, para luego retractarse.

Con todo, transcurridos 5 meses el proyecto está “congelado”. Según consigna El Dínamo, pese a que fue ingresado a la comisión de Constitución, Legislación y Justicia el 10 de ese mismo mes, desde ese día nada más ha ocurrido en términos legislativos.

Para que se discuta, tendría que ser puesto en tabla por el presidente de la comisión, el diputado DC Ricardo Rincón, lo que aún no ocurre.