colo colo A1

Por: Rodrigo Torres León de la Barra

Ya se han disputado siete fechas del torneo de Apertura del fútbol chileno y este receso producto de la Fecha FIFA en el cual las selecciones nacionales salen a la cancha, dan un respiro y tiempo necesario para realizar un balance de lo que fue y vendrá para el campeón vigente del balónpie nacional.

Colo-Colo arrancó con dudas, un empate frente Arica de visita ya comenzaba a mostrar los primeros síntomas de problemas de finiquito que a la larga pasaría la cuenta, ello, por el enorme desgaste producto de no tener la fineza de cerrar los partidos a tiempo.

Posteriormente, en el Estadio Monumental, el “popular” enfrentó a Deportes Iquique, encuentro que recién en el minuto 71 logró aparecer el goleador eterno Esteban Paredes para pavimentar el camino del triunfo que se consagraría con otro tanto de “Visogol” y sellar así el 2-0 definitivo que fueron los primeros tres puntos para el Cacique.

El desafío de la fecha siguiente era viajar al sur para enfrentar a Huachipato, pero con una importante baja: la salida del equipo de José Pedro Fuenzalida que se transformaba en flamante contratación de Boca Juniors de Argentina. Tapia cambió de esquema y jugó con un exitoso 4-4-2, que tuvo como resultado un categórico 1-3, que encumbraban al cacique como uno de los favoritos del torneo. Sin embargo, a la fecha siguiente, todo cambió.

O Higgins de Rancagua da el golpe y vence al actual campeón del fútbol chileno en el reducto de Pedreros, un durísimo golpe que no solo derrumba el esquema táctico por emergencia (4-4-2), sino también, aleja al popular a cinco unidades del puntero del torneo.

La derrota genera dudas, y además aparecieron algunas críticas al desempeño tanto individual como colectivo, y por si fuera poco, ya se estaba dando al puntero como Campeón del Apertura (ojo, fecha 4), dejando al Cacique sin opción al título.

Aquellas voces callaron a la fecha siguiente: un importante triunfo de Colo-Colo ante Unión Española ponía nuevamente las cosas en su lugar y el eterno goleador Esteban “Crack” Paredes mostraba nuevamente el camino del triunfo en lo que fue un 2-0 sumamente trabajado pero con gran categoría. El Cacique ya estaba a solo tres unidades del puntero.

El “Eterno Campeón” despertó, Tapia se decidió a mantener el esquema que logró la estrella número 30 e insistió con su 4-3-3. La racha de triunfos se estiró y quedaron en el camino Barnechea con un 3-0 y finalmente Deportes Antofagasta con una goleada de 4-0 que convierte al Cacique en serio candidato al título sin darle margen de error al puntero.

Colo-Colo en este torneo va de menos a más, cada partido se juega mejor y muestra seguridad, categoría y contundencia, un equipo experimentado que va por el bicampeonato con más ganas que nunca… Después del receso, se viene el popular!