Belle-Knox-FB

Con el nombre artístico Belle Knox, Miriam Weeks (18), comenzó a grabar escenas porno para pagar sus estudios y luego de unos meses se convirtió en una de las actrices mejor pagadas de la industria triple equis.

Convirtiéndome en Belle Knox, es la serie de documentales en las que Weeks confesó las dificultades que ha tenido que enfrentar al interior del mundo porno.

En el film la joven de 18 años cuenta que su vida ha sido arruinada por el sexo. Reconoce además que fue violada en su niñez. “El hombre que cometió el crimen ni siquiera podría reconocerme ahora”, sostuvo.

Al principio la cosa iba bien. En un sólo día Belle Knox, podía hacer hasta 1.500 doláres como actriz porno “Me gustaba el sexo, era joven, tenía buen cuerpo”, afirmaba. ”Mírame, tengo 18 años, y viajo por todo el país haciendo el amor delante de las cámaras para pagar mi matrícula. (…) En el porno todo se realiza según mis términos, puedo hacer lo que quiera y lo que no”, sostuvo, según publica kienyke.com.

Sin embargo cuando le contó a sus cercanos cómo se ganaba la vida, todos la juzgaron y la presionaron. Apenas le contó a su mejor amigo toda su universidad se enteró. “Mi corazón se rompió y pensé que mi vida se había acabado”, recordó.

“Parte de mi vida ha sido arruinada por razón de sexo, mi familia no me habla”, se lamentó y aseguró que “la industria tiene una manera de ser amarga y cínica”, que le ha hecho no confiar en las personas.

“creo que mis experiencias me han envejecido. Yo no tengo la mente de un joven de 18 años de edad. Yo tengo la mente y el bagaje emocional de alguien mucho, mucho mayor que yo”, detalla en el documental.