bbcmundologo
Beso Twitter

Mantener una relación sentimental con un compañero de trabajo puede traer muchas complicaciones.

Pero los jóvenes policías de la imagen seguramente no pensaron que una de ellas podría ser quedarse sin empleo.

La fotografía, tomada en Kagera, en el noroeste de Tanzania, muestra a la pareja uniformada besándose.
Fue un compañero el que tomó la foto y la subió a internet.

No tardó en hacerse viral en las redes sociales, ni tampoco en llamar la atención de las autoridades policiales de Kagera, quienes la consideraron motivo de despido. Para los tres.

En público y con uniforme

El comandante de la policía regional, Henry Mwaibambe, habló con la BBC sobre los pasos que siguieron y defendió la decisión del departamento.

“Cumplimos con todos los procedimientos disciplinarios para garantizar que tuvieran la oportunidad de defenderse”, aseguró.

Y explicó: “El oficial encargado del caso estaba convencido de que había pruebas contundentes contra ellos y que habían violado el código de conducta de la policía. Es por eso que perdieron sus empleos”.

“En este caso no fue el beso en sí lo que provocó el despido, sino el hecho de que ocurriera en público, llevaran uniforme y que fuera publicado en la red”.

Además remarcó que el policía que captó la escena también fue despedido.

La prensa local se hizo eco de la historia la semana pasada.

Y la noticia sorprendió a muchos en las redes sociales.

Reacción en redes sociales

Muchos creen que la respuesta de las autoridades fue desproporcionada.

“Debían ser reprendidos, pero despedirlos fue extremo”, opinó un usuario de Facebook.

“Una vez vi una imagen de Reagan cuando era presidente de Estados Unidos besando a su mujer en el Despacho Oval… y nadie solicitó un jucio político”, escribió otro.

Y un tercero expresó: “Una pareja de policías besándose se toma más en serio que el soborno”.

Masoud George, un abogado del Centro Legal y de Derechos Humanos de Tanzania, informó de que, por muy severo que parezca el castigo, es poco probable que la decisión sea ilegal.

“Tiene que ver con el código de conducta de la policía, por lo que, desde el punto de vista legal, no podemos decir que el despido fuera injusto”.