bacheletEFE

En el marco de la bilateral que sostuvo con la canciller alemana, Angela Merkel, la Presidenta Michelle Bachelet aprovechó la oportunidad de agradecer por la acogida que el país europeo dio a muchos chilenos exiliados en Dictadura.

“Para nosotros, chilenos que veníamos de una situación de dictadura, muchos de los cuales estuvieron a punto de perder la vida. En el caso mío, yo venía de la cárcel, de haber estado detenida desaparecida (sic), la verdad es que el haber sida acogida, a muchos chilenos que estuvieron en la República Federal Alemana, otros estuvimos en la República Democrática Alemana, diría que tanto los chilenos que estuvimos en un lado como en el otro, lo que podemos decir es gracias”, declaró Bachelet.

Agregó que “gracias por haber sido acogidos en momentos muy duros para cada una de las familias que llegaron a ambos lados de Alemania. Eran otros momentos históricos, otro periodo, pero quiero decir que todos fuimos acogidos de una manera extraordinaria, tuvimos oportunidad de hacer nuestras familias, de estudiar, de desarrollarnos y, por lo tanto, solo nos corresponde decir gracias”.

Las emotivas palabras de la Mandataria llegaron este lunes, tras una declaración conjunta en Berlín, en medio de la gira que la Jefa de Estado realiza por Europa.

Bachelet, entre otras puntos abordados, sostuvo que se van a iniciar conversaciones con la Unión Europea para “hacer un tratado de extradición”.

“Esta es un área que nos interesa avanzar y hemos dado instrucciones a nuestra gente para que empiece a trabajar en ello”, añadió.

“Chile no está en recesión”
Otro de los puntos que Bachelet tocó en el encuentro fue la desaceleración por la que atraviesa la economía chilena.

“Chile no está en recesión. Está creciendo, pero está creciendo más lento de lo que quisiéramos”, dijo.

“También se han sentido los efectos globales que han implicado una desaceleración”. agregó.

Asimismo se refirió al impulso que necesita la economía chilena, que “no sucede por arte de magia” -subrayó- indicando que “tenemos que hacer mayores esfuerzos en este sentido. Por eso es que junto con financiar gastos permanentes con ingresos permanentes, el objetivo de la reforma tributaria es asegurar unas buenas finanzas fiscales”.