BocaminaA1

La Tercera Sala de la Corte Suprema condicionó el funcionamiento de la Termoeléctrica Bocamina II -de propiedad de Endesa- y mantuvo su paralización “hasta tanto no ofrezca suficiente garantía” de que no afecta el medioambiente, en la zona de Coronel.

De acuerdo al fallo, si bien el máximo tribunal levantó la orden de no innovar que mantenía detenidas las faenas desde diciembre de 2013, de todas formas no le permitirá operar mientras no cumpla los estándares. Estos deberán ser visados por Superintendencia del Medio Ambiente, previo informe del Sernapesca y la Marina, que serán los encargados vigilar que la empresa cumpla las medidas que impidan que succione peces desde el mar y al mismo tiempo vierta material nocivo en la zona. Para ello, señala el fallo, Endesa tendrá que usar las “mejores tecnologías disponibles”.

Asimismo, Endesa también deberá tener “afinada” la instalación de un “desulfurizador” en la sección Bocamina I, maquinaria comprometida por la empresa y nunca instalada. Esto según la suprema, ser vigilado “de modo particular por la autoridad”.

Según se desprende del fallo, si bien la planta no fue paralizada en su totalidad, sólo podrá funcionar una vez que cumpla con todas las normas exigidas por la autoridad sectorial.

La decisión fue por estrecho margen de los cinco votos que componen la aludida sala del máximo tribunal. Por exigir a la empresa la instalación de mejoras en su relación con el medioambiente antes de funcionar, estuvieron los ministros Haroldo Brito, Rosa Egnem y Carlos Künsemüller. En tanto, en contra lo hicieron Rubén Ballesteros y María Eugenia Sandoval.

Hay que recordar que Endesa fue sancionada por el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia a principios de septiembre con una multa de US$ 7,6 millones por la contaminación e incumplimientos legales en la zona de Coronel VIII Región que afecta a unos 1900 pescadores y recolectores de orilla. Dicho castigo económico fue confirmado por la superintendencia del ramo. En esa resolución, se indica que Bocamina 2 superó el límite de emisiones atmosféricas y acústicas, entre otros problemas.

De acuerdo al diario Pulso, Endesa ha perdido más de US$ 50 millones, debido a la demora para poner en operaciones por sobre una inversión que supera los 600 palos verdes.

Un ministro de la sala explicó que la resolución tiene un alcance importante, ya que entrega la responsabilidad a las autoridades del ramo de hacer cumplir el fallo judicial. “Así se empodera a las instancias a las que les corresponde mantener limpio el medioambiente y a la empresa preocupada por resolver estos problemas que afectan a la comunidad en su conjunto”, indicó.

Bocaminas II está paralizada desde el 17 diciembre de 2013 por un fallo de la Corte de Apelaciones de Concepción. Dicho tribunal de alzada en mayo pasado acogió el recurso de protección presentado por los pescadores, levantó la orden de no innovar, pero también condicionó su funcionamiento.

Lea el fallo completo