Fernando Borquez A1

Durante varias semanas Fernando Bórquez, dueño del Passapoga y presidente de la asociación nacional de dueños de locales nocturnos, espectáculos y turísticos (Anetur) alzó la voz en nombre de los dueños de locales afectados por la normativa que restringe la venta de alcohol en cinco barrios de Providencia. La semana pasada, sin embargo, no estuvo entre los que se reunieron con el concejal Jaime Parada para comenzar un diálogo sobre la ordenanza. “Él me tiene vetado”, dice en entrevista con The Clinic Online refiriéndose a Parada.

Desde antes de la puesta en marcha de la ordenanza, Bórquez y Parada han tenido desencuentros en la prensa en torno a los datos sobre despidos y bajas en las ventas y a la forma que han tenido los locatarios de manifestarse. Bórquez, sin embargo, señala que no ha habido homofobia y que las campañas han tenido el efecto deseado: “Un tema de carácter local se ha transformado en uno de carácter nacional durante dos meses. Si no hubiesen habido protestas este tema hubiese muerto ahí”.

¿Qué impresión tienes de la reunión del concejal Parada con siete locatarios de la comuna?
Me parece fabuloso que se quiera abrir al dialogo, que se hayan dado cuenta que la ordenanza era errónea y que estén dispuestos, después de todos nuestros alegatos a modificarla. Creo que es un avance y me parece que es positivo. La gente que asistió a esa reunión lo hizo con el consentimiento de todos los demás participantes de este movimiento. Esperamos que el concejal abra el camino con otros concejales a poder solucionar este tema.

¿Qué esperan que se logre con este diálogo?
Queremos establecer mesas de trabajo permanentes con vecinos, Carabineros, el municipio y empresarios para solucionar de manera rápida y efectiva las externalidades negativas. Generar políticas paliativas de ambas partes. O sea, hoy día el municipio tiene que ayudar a recuperar el público perdido y ayudarnos en campañas comunicacionales, y trabajar el turismo de una manera mucho más activa. Y nosotros nos comprometimos ahí también a poner, por ejemplo, no a un guardia sino a una persona en las afueras de los negocios que funcionen más allá de las dos de la mañana para instruir a la clientela que no haga ruido, limpiar el entorno una vez que los clientes se retiren. También hacer ese gesto por parte nuestra. Nosotros creemos que con eso somos todos felices.

Porque lo que busca la ordenanza finalmente no es que los locales cierren sino terminar con el comportamiento que molesta a los vecinos: los ruidos, que usen sus casas como baño.
Es que eso es una caricatura. En el barrio Bellavista hay 140 negocios en el sector de Providencia, donde la mayoría son restaurantes de súper buen nivel, donde eso que tú señalas no sucede. O al menos no proviene de esos locales. Bellavista está compuesto por dos comunas. En el otro lado hay locales de otro perfil donde esa gente probablemente deambula por las calles y eso no lo van a poder evitar con esta ordenanza. El Azul Profundo, ¿tú crees que la gente que va ahí gasta 30 lucas para salir a orinarle la casa al vecino? No. No nos achaquen a nosotros la criminalidad ni nada de eso.

El concejal Parada ha insistido en que los locales que ustedes dicen que han cerrado no lo han hecho por la ordenanza y que no han demostrado las cifras de despidos.
Los locales que yo menciono que cerraron me lo dijeron sus propios dueños. Entonces él manda una carta y porque la publicaron ¿se transforma en verdad? No es así. Y las cifras son construidas seriamente por nosotros a través de los índices que nos entregaron los mismos empresarios semana a semana. Entonces yo no tengo que entrar a probarle a él lo que yo digo. Él me tiene que entrar a probar a mí si efectivamente esta ordenanza es el clamor popular de los vecinos, si efectivamente esto trae alguna solución. La verdad es que no creo que él me tenga que pedir pruebas de blancura porque yo no soy una autoridad que hizo una mala política pública y que ha traído todos estos problemas.

Sus campañas han sido criticadas por ser homofóbicas, por ejemplo. ¿Creen que han logrado el efecto esperado?
Cuando uno está en un conflicto todos los elementos son valiosos.  Los videos intentaron mostrar los efectos que iba a provocar la ordenanza. Por nuestra parte no ha habido ninguna campaña homofóbica en contra del concejal Parada en particular ni de nadie en general. Yo he sido una persona que en la vida he defendido las libertades, la tolerancia y por lo tanto no pueden ponerse acá a tratarme de homofóbico así tan gratuitamente. Segundo, él trata de llevar el tema hacia otro lado y referirse a aquello ya me parece majadero. Yo pedí disculpas por acciones de terceros en el mismo momento en que se produjeron. Pero nuestra pelea es otra, si él lo quiere llevar a su cuento, yo no recojo ese guante.

protesta providencia (9)

También compararon a la alcaldesa Errázuriz con Pinochet, ¿les parece apropiado eso?
Cuando uno protesta por algo lo hace diciendo lo que le molesta al contendor. Nadie le arroja flores. Los estudiantes cuando hacían protestas quemaban neumáticos, rompían locales y habían lienzos que ofendían a las autoridad y era lógico. Nadie va a desestimar la protesta estudiantil porque los estudiantes desesperados hicieron algo como eso. Por lo tanto nadie le va a arrojar flores a su contendor. Hay que decir cosas duras, y podríamos haber sido mucho más duros. Yo creo que hemos sido bastante respetuosos.

protesta providencia (5)

¿No crees que ese tipo de campaña les ha jugado en contra?
Mira, hemos tenido el tema durante dos meses. Un tema de carácter local se ha transformado en uno de carácter nacional durante dos meses. Si no hubiesen habido protestas este tema hubiese muerto ahí. Y se ha mantenido vivo y ha provocado el cambio de actitud de los concejales por la protesta. La protesta es el mecanismo que tienen los que no son escuchados. Y eso nos ha pasado a nosotros. Ahora al final del proceso recién se abre una puerta para poder cambiar el tema.

Lo que molestó a la gente, más que la protesta en sí, fue la forma de comparar algo tan grave como la dictadura con la ordenanza municipal.
Pero tiene características de ironía. Claramente ella (Errázuriz) no llegó al poder por un Golpe de Estado ni ha torturado a nadie. Pero tiene que ver con que también está limitando las libertades de las personas haciendo abuso de su atribución legal, pero sin justificación. Por lo tanto también es un toque de queda: limita el horario en que la gente pueda salir a divertirse y por lo tanto a nosotros nos parece injusta.

¿Vas a formar parte de la mesa de diálogo?
La del concejal Parada no, parece. Porque él me tiene vetado, cosa que es absurda y yo la verdad es que ya hice lo que tenía que hacer. Y este diálogo se abrió por lo que hicimos antes, no por el concejal Parada. Van a ir representantes nuestros y si él no me quiere ver, yo no tengo por qué asistir. Me parece absurdo el veto, me parece que está vetando al principal antagonista, pero bueno, habla de su tolerancia y su capacidad de diálogo.