Colapso Metro A1 10

El ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo leyó este martes en el marco de la Comisión Especial que sesionó tras la falla de Metro, un informe elaborado por expertos que realizaron una auditoría externa sobre la situación del tren subterráneo.

El secretario de Estado indicó, según publicó radio BíoBío, que:

1. “el sistema de Metro Santiago ha crecido de manera considerable, sin alterar significativamente su organización y procedimientos”.

2. “La construcción de la Línea 4 significó introducir tecnologías completamente diferentes, tanto en infraestructura como en material rodante. Esto no fue acompañado por una adaptación de los sistemas de mantenimiento ni un adecuado entrenamiento al personal de supervisión.

3. La Línea 1, por su antigüedad y su demanda considerablemente mayor a la de las otras líneas, es especialmente vulnerable a las fallas relacionadas de los equipos y a la escasez de repuestos, los que ya no se fabrican de forma regular.

4. La mayor demanda registrada en los últimos años, no sólo provocó mayores necesidades de mantenimiento, sino gastos adicionales. A su vez, esto provocó una presión por reducción de costos que se ha traducido en sustitución de personal, disminución de existencia de repuestos y supresión de diversas actividades estimadas prescindibles.

La sustitución de personal ha provocado descapitalización técnica de Metro, personal de larga experiencia han sido sustituidos por profesionales técnicos y trabajadores de muy poca o nula ninguna experiencia. Sin un adecuado proceso de transición.