Sabido es que comer ensaladas es una buena forma de combatir el exceso de peso, sobre todo pensando en que el verano está a la vuelta de la esquina.

Además, con las altas temperaturas muchas veces el cuerpo apetece algo fresco. Pero ojo, hay ingredientes que pueden transformar una sana y nutritiva ensalada en una bomba de calorías.

Lo peor de todo es que muchos de estos están permanentemente presentes en los platos que creemos saludables, según una nota de Bío-Bío. Aquí van:

Aderezos cremosos: La entrenadora personal y consultora de nutrición autora de “Master Your Metabolism”, Jillian Michaels explica que esas típicas salsas tienen muchas calorías y grasa, además de muy poco valor nutricional.

Fritos: La proteina es buena, de hecho una ensalada debe tenerla, pero no frita o apanada.

Crutones: Los deliciosos cubos de pan son una manera sencilla de arruinar una ensalada, y llenarla de carbohidratos.