puentes colgantes

El último disco del cantautor y compositor chileno Javier Barría (1979), se llama Folclor. Lo que escuchamos no es folclor propiamente tal, al menos no aquello que conocemos como folclor (salvo “Nuestro Imaginario” que, por su guitarra acústica y su patrón rítmico, podría ser asociada a dicho género). Se trata más bien de un trabajo en el que la mayoría de sus cortes son eléctricos, canciones pop, sensibles y etéreas, existenciales en muchas de sus letras (“nunca más volveré a abandonarme así/ Morirse de una parte no es nada fácil” canta Barría en “Animita”), románticas en otras (“Estuvimos ahí/ Cruzarnos fue olvidar el mar/ Y el fuego/ Importa porque fue/ Quemarse desde lejos fue/ Tan tibio” entona en “Cobardes”). La periodista Marisol García definió a este trabajo como de una “recia fragilidad”, un oxímoron que describe estupendamente al disco. Incluso, en esa misma senda, si de materiales fuera la música, estas canciones estarían hechas de fibra vegetal, como la que usaban los incas para la construcción de puentes colgantes por los que no solo ellos atravesaban la difícil geografía de los Andes, también las llamas y las alpacas.

En el mar de cantautores y músicos del Chile actual, Barría se destaca por su súper productividad (lleva nueve discos publicados desde el año 2005) y por desarrollar una carrera musical verdaderamente independiente (en Chile esto quiere decir, solo, o casi solo), en la que la autogestión es el motor que empuja y la paciencia, el mejor aliado.

Folclor no es la excepción y, como los anteriores trabajos del músico, también ha quedado subido a la web para su libre y gratuita descarga. Lleno de texturas prístinas y sonidos fantasmas comandados por la guitarra y la voz de Barría, ligera y cariñosa, Folclor aparece con seguridad como una de las producciones más relevantes de este 2014. Son once los cortes del disco, entre los que se destacan “Cyberpunk”, “Cobardes”, “El día en que dejaste de quererme” y “Villanela”, cuya letra fue escrita por el músico uruguayo Jorge Drexler, con quien Barría mantiene un estrecho lazo. En la última canción, titulada “Nuestro Folclor”, Barría canta lo siguiente: “Ella me espera hundida en su jardín/ Renuncia al pasar/ Captura el final/ Hermosos los dos/ Nuestro folclor”. Tal vez, ese ánimo, una suerte de melancolía y reconstrucción, de contemplación del presente y recuerdos de acontecimientos ya pasados que produce el disco, sea en donde este encuentra su cercanía con algo profundamente folclórico.

javierbarria.bandcamp.com

Javier Barría
Folclor
2014