Carlos-Eugenio-Lavín

Ayer fue el turno de su socio, Carlos Alberto Délano, y hoy es el otro dueño y fundador de Penta, Carlos Eugenio Lavín, quien declara en calidad de imputado en el marco de la indagatoria por presunto desvío ilegal de platas para campañas y delitos tributarios.

Lavín llegó acompañado de su abogado Julián López, e ingresó a la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente sin hacer declaraciones a la prensa.

Se espera que la jornada en la Fiscalía Oriente sea tan maratónica como la de este lunes, cuando el “Choclo” estuvo más de diez horas entregando su declaración ante el fiscal Carlos Gajardo.

Estas diligencias se dan luego de que se levantara el secreto de la investigación, donde se revela la petición, a través de correos electrónicos, de parte de políticos que solicitaban plata a los dueños del holding para sus campañas.

Esta situación involucra a personeros de la UDI y al ex candidato presidencial independiente, Andrés Velasco, quien ha negado estar involucrado y ha reiterado que su relación con Penta fue a través de asesorías profesionales.

Carlos Eugenio Lavín ya había declarado ante la Fiscalía el pasado 12 de noviembre. En esa oportunidad el dueño de Penta se refirió a nueve conversaciones con Hugo Bravo, las supuestas amenazas de éste en su contra, y la tesis de que sólo el ex gerente general del holding estaba al tanto de cualquier acción fuera de la ley.

El 11 de diciembre el diario La Segunda reveló parte de esta declaración, dentro de la que se recogieron algunos puntos como:

El vespertino citó en esa oportunidad que a la altura de la página 5 de su declaración, de un total de nueve, la versión de Lavín ya hablaba del inicio del distanciamiento con Bravo, producto del rol que cumplió el fallecido martillero Jorge Valdivia.

“En el intertanto habíamos decidido traer un presidente nuevo que reorganizara todo, que fue Alfredo Moreno, quien llegó el 1° de julio de 2014. Esto porque no estábamos dispuestos a seguir haciendo lo que antes hacíamos, estábamos cansados, y necesitábamos gente nueva y más joven”, fue parte del relato.

Luego, Lavín dijo que “el 8 de julio de 2014, me llamó Hugo Bravo para señalar que habían citado a declarar con el fiscal Carlos Gajardo, al contador de Penta, Marcos Castro, como testigo en el caso ‘Fraude al FUT’. Fue una conversación muy breve señalándole que habláramos personalmente al día siguiente”.

En ese punto, el empresario contó que “antes de que llegara Hugo Bravo, para no distorsionar lo que me podía decir, hablé personalmente con Marcos Castro para saber a qué había ido. Ante esto señala que él tenía relación con un señor que nos supervisaba en Impuestos Internos, un señor Alvarez, que estaba preso. El supervisaba como supervisor asignado a parte de la malla de empresas Penta, cosa de la cual no tenía idea. Ante esto lo ‘atrinqué’, le dije ‘vamos al grano… ¿hay devoluciones impropias de empresas Penta?’, ante lo que me dice que no. Lo mismo respecto de las empresas relacionadas con Carlos Alberto y las empresas relacionadas conmigo, y señala que no habían devoluciones impropias en esta”.

“Sin embargo, me acordé de que habían empresas de Hugo Bravo en las cuales Marcos Castro le llevaba la contabilidad y le pregunté si había devoluciones impropias allí, y dijo que sí, que le había advertido de esto a Hugo Bravo, y que no había devuelto la plata, y que la había puesto en ingresos varios. En esta conversación estuvo Carlos Alberto. Esto fue el 9 de julio”, relató Lavín.

En este caso también figura la conversación que tuvo lugar el pasado 7 de septiembre entre Lavín y Bravo, que éste último grabó sin conocimiento de Penta.

En ésta, se habla abiertamente del financiamiento a campañas de la UDI por parte de Bravo. Asimismo, hay extractos donde Lavín trata al fiscal de loco y ambicioso.

Cabe recordar que además, en medio de la indagatoria, los dueños de empata enfrentan un demanda laboral del ex asesor, luego de que éste fuera despedido.

Respecto de la grabación, la semana pasada la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago revocó el sobreseimiento dictado por el Cuarto Juzgado de Garantía.

La decisión señaló que la causa deberá volver “al estado de investigación”, es decir, el fiscal a cargo de la indagatoria, José Veizaga, deberá continuar indagando para determinar si el registro de audio violó los articulos 161 A y B del Código Penal. En ese sentido, los registros seguirán bajo reserva lo que significó un triunfo procesal para el abogado Davor Harasic, quien patrocina a Lavín.