cristian monckeberg a1

Como esos pololeos que terminan mal, el distanciamiento entre el movimiento Amplitud y la derecha sigue ampliándose luego de que ayer el voto a favor del fin al binominal que estampó la senadora Lily Pérez (ex RN) pusiera, de facto, el fin de la relación que venía deteriorada desde hace varios meses.

Esta mañana, el presidente de Renovación Nacional Cristián Monckeberg, criticó, en tono irónico, lo expuesto ayer por su ex compañera de partido, quien justificó su salida de Alianza, acusando que la derecha tradicional “abandonó a la gente”.

“Lo que dijo Lily Pérez lo ha dicho varias veces. Hace rato que vienen señalando que ellos no se sienten parte. Hace un tiempo atrás decían sentirse parte de un centro liberal progresista cósmico, hoy día dicen no formar parte de la Alianza, pero sí son de centroderecha”, manifestó en Cooperativa.

“Nosotros vamos a seguir adelante -recalcó- con la constitución de una nueva coalición, queremos ser alternativa de Gobierno, sabemos que perdimos muchos votos en la última elección y tengo que sacar adelante esta pega de tener una coalición que gobierne y que se prepare para gobernar”.

A propósito de ese nuevo referente, Monckeberg expusó que -por lo pronto- Amplitud está fuera.

“Todos los que se sientan parte de esta nueva oposición van a estar invitados, pero está claro que ella se restó. Esto es como los noviazgos, uno invita una o dos veces, pero si ya no quiere ir más, se acabó nomás”.

Monckeberg no se quedó ahí, y acusó al movimiento de Lily Pérez de haber votado alineado con el oficialismo por conveniencia.

“¿Por qué se reducen los requisitos para constituir los partidos? No porque se quieran tener más partidos o porque haya más competencia. No, porque los movimientos, y en este caso el movimiento de Lily Pérez, da sus votos a cambio de reducir los requisitos de los partidos y así sucesivamente”, afirmó Monckeberg.

“Por eso uno se explica porqué en Copiapó hay cinco diputados y votan 200 mil personas y en distritos similares, pero de 400 mil personas, también se eligen los mismos cinco diputados. Claro, porque había que dejar contento al Partido Comunista en la Región de Atacama en Copiapó”, agregó.

La historia del desencuentro

Ayer, la senadora Pérez al anunciar que se iban de la Alianza, como título en su portada el diario La Segunda, dijo que la motivación era que había “que renovarle la cara a la centroderecha, los partidos tienen que mirarse un poco hacia adentro y salir hacia afuera, y en ese camino siempre nos vamos a encontrar”, dijo la parlamentaria en conversación con Canal 13.

“Todo este tiempo hemos sido marginados, por esa razón hemos planteado que queremos construir un nuevo relato”, agregó.

La senadora se amparó además en el hecho de que en “Amplitud siempre hacemos propuestas, por eso a Amplitud le ha ido bien, porque hay gente que no se siente representado en lo que hay”.

Antes de la polémica por el voto a favor de terminar con el binominal, hubo dos hechos que dieron cuenta que el quiebre con la derecha tradicional era inminente. Primero, se restaron del encuentro del Piñerismo que tuvo lugar en Ranco, y luego fueron marginados de un encuentro entre los secretarios generales de RN, la UDI, el PRI y Evópoli, donde se empezó a dar forma al nuevo referente político.

“Nosotros no vamos donde no nos invitan”, planteó en esa oportunidad.