Javiera Mena CEDIDA

Nos sentamos en la terraza de un café medio escondido en la comuna de Ñuñoa, al lado de un par de señoras rubias de la tercera edad que conversan animadas. Javiera anda de short cortos, una polera azul, no muy maquillada y con una chasquilla que la hace ver más chica de lo que realmente es. Pide un vaso de agua para beber y nos sentamos para comenzar la entrevista.

Muy simpática me cuenta que viene volviendo de España. Allí, de forma independiente, se arma pequeñas giras y ya ha logrado establecerse en el mercado del electro pop, que según dice, es mucho más popular que acá. Este viernes 16 se presenta en el Teatro Cariola y se lanzará a una gira veraniega que la llevará a varios lugares del país.

Por eso, ha estado encerrada en su casa programando música en el computador para el show del viernes. Usa también el micrófono para cantar encima, pero para no molestar a los vecinos, se pone audífonos. Desde este lunes comenzó a ensayar en una sala de ensayo con Nicorito, el dj que la acompañará en el escenario dándole a las máquinas, en lo que promete ser un show cien por ciento electrónico.

¿Por qué el Teatro Cariola?, le pregunto. Me contesta que 1.500 personas es algo que creen que pueden hacer. Piensa un rato, y dice que en todo caso para marzo están planeando dar un paso mayor: ir por un Caupolicán, teatro con capacidad para alrededor de 5.500 personas, que para cualquier artista independiente chileno significan palabras mayores. “Es algo más grande”, cuenta animada.

¿Cómo se recibe tu música en España?
Yo creo que súper bien porque está el idioma y a los españoles les gusta harto la música electro pop. En general el circuito es mucho más grande que acá. Y a la vez lo ven como algo extranjero, de muy lejos, medio exótico. Pero también es muy cercano porque yo tengo muchos referentes de música española. Como los grandes de los 70’, como Camilo Sesto, toda la Movida Madrileña de los ’80. Olé Olé, qué se yo, hartas bandas. Allá el tecno pop es súper fuerte, siento que hay más lugares donde ir.

Porque acá el circuito es mucho más pequeño ¿no?
Acá todavía la gente no lo tiene como en el ADN el tecno pop, todavía es de nicho. Allá no. Como acá se escucha la cumbia allá se escucha el tecno trance. En los noventa los chicos estaban en la calle con radios escuchando música trance. Por eso existe más popularmente.

¿Y cómo han sido estos días preparando el show?
Con el computador todavía, todo el rato, ultra nerd. He pasado programando en mi casa, y ahora ya empiezo ensayos en una sala. Pero igual cuando programo estoy todo el rato ensayando con el micrófono, y lo puedo hacer con audífonos así que es increíble, no molesto a nadie. Estoy intentando hacer algo especial para esta vez. Estoy trabajando con los Telefunken que son unos chicos que hacen experiencias audiovisuales increíbles, que eso es algo nuevo para mí. Yo los admiraba mucho de antes y hoy por fin salió, y creo que va a resultar algo muy bueno, porque mi música es bien visual. La idea es que sea un show de música electrónica heavy.

Tu música, y la onda electro pop en general, tiene varias particularidades. Es música más entretenida, bailable, de discoteque, sin mucho discurso social. ¿No es una reacción, de decir ya basta con el caldo de cabeza de la música social?
Yo creo que Chile es un país que por algo tiene eso de este caldo social. Y creo que todos los músicos, por más que hagamos música bailable, nos estamos cuestionando cosas. Hay propuestas nuevas hoy en día pero yo siento que en los ’90 hay antecedentes claros de la música electrónica como las fiestas Spandex. O como el grupo que tuvo Jorge González que era puro House, directamente. O la Banda del Pequeño Vicio. Siempre ha existido, pero claro, ahora hay un momento especial para que esto se expanda más. Y también existen otras bandas. Hay cosas como Movimiento Original, que son súper contestatarios, y que también le ha ido bien. Entonces no creo que lo otro, lo social, no exista, simplemente hay más vitrina para otro tipo de proyectos y en esos caigo yo.

¿No sientes que tu música es más liviana? Supongo que has escuchado esa crítica que se le hace en general al electro pop.
Mmm… no. Es que también decir qué es lo liviano y qué es lo pesado, es como raro. Cuando yo hago mi música pienso en algo súper intenso, en sentimientos fuertes. Y por otro lado, mi crítica social o mi cuestionamiento no va en las quejas ni en la protesta, va por otra parte. Va en la misma esencia de la música, no sé. Yo creo que hay distintas formas de protestar, y lo mío va por buscar otro medio que la queja en sí misma.

Los Prisioneros son parte de tus referencias clave ¿no?
Sí, sí. Musicalmente, las letras, la forma cómo se comunican. Jorge González sobre todo.

¿Cómo fue hacer el cover de Amiga mía?
Bueno, ahí tienes una canción que sin quejarse ni nada tiene una carga de decir las cosas y que pega muy fuerte. A Los Prisioneros, cuando salió el Corazones, todo el mundo lo criticó diciendo que era más liviano. Pero después te das cuenta que el disco es súper power y que tiene mucho contenido político. A eso voy con que la música no sea meramente protesta sino que contenga una descripción del entorno que es muy potente, tanto como nombrar en una lista las cosas negativas que están pasando. Hay otras maneras. Yo voy por ahí, y por eso también Los Prisioneros son uno de mis referentes.


Amiga Mía con Jorge González en la Avant Premiere de Joven y Alocada

JAVIERA MENA, GAY

Hace poco diste una entrevista en la revista Cosas y titularon con tu salida del clóset. ¿Es la primera vez que lo decías públicamente?
Yo llevo como diez años tocando y jamás he estado dentro del clóset. Yo jamás he dicho que no. De hecho, en mi primera entrevista también titularon con eso. Lo que pasa es que ahora con esta nueva camada de seguidores, para mucha gente nací hace poco, entonces tiraron eso de titular. La misma revista, más ligada a lo conservador, nunca había titulado algo así, entonces también fue algo muy de ellos que a mí me pareció súper bien. Me he convertido últimamente en un referente de gay mujer porque no había ni uno. Pero tampoco era mi plan ni nada. Lo que yo hago es música y al final porque no había nadie más he tenido que responder a este tipo de preguntas. Pero parece que las cosas han salido así porque nadie más habla.

¿Te sientes cómoda en ese papel?
No es que me moleste hablarlo porque no tengo problema. Al principio me molestaba pero después me hice la pregunta: ‘si me lo están preguntando tanto, ¿será por algo, no?’ Quizás en otro país no me lo preguntarían tanto. Me pasa cuando voy a España, que hasta es como mal visto que alguien me lo pregunte. Pero acá, no hay matrimonio gay ni otras cosas. No conozco a ninguna mujer del medio más popular, cantante o actriz, que lo diga. Y es que claro, todavía hay una invisibilidad muy grande en cuanto a mujeres lesbianas, porque hombres tenemos hace tiempo. Primero como una burla en las telenovelas: el maricón divertido que era chef o peluquero, pero mujer ni siquiera teníamos eso. Entonces, no, no me molesta. Tampoco me gusta, pero es lo que me toca.

¿Qué te parecen las distintas luchas del movimiento gay? El Ex AVP ahora llamado PUC, la adopción…
Viendo nuestros vecinos estamos más o menos. En Argentina hace tiempo se pueden casar y pueden adoptar, algo parecido pasa en Uruguay y Brasil. Afuera a mí me han dicho que Chile es el país más conservador de Latinoamérica. Pero en cuanto a las luchas yo me inclino más por la parte vivencial de cada día. Tarde o temprano va a tener que haber un matrimonio gay, pero yo veo en el día a día, sobre todo en las nuevas generaciones, que lo están viendo mucho más normal. Hay como dos fuerzas súper power, que son el conservadurismo puro, que no puede aceptar la homosexualidad porque es una aberración para ellos, y un gran-gran grupo que se está levantando y que ve esto con la normalidad que tiene que tener. Aceptarlo, y ojalá que en el futuro no sea siquiera un tema. Pero claro, para eso es necesario que estas etapas se vayan superando. O sea, cuando yo voy a un país que tiene matrimonio gay me siento mucho más tranquila como homosexual que en uno que no. Es una validación, y nadie puede decirte nada. En el ’96 era ilegal ser gay en Chile. ¡Y no fue hace tanto!

Javiera Mena 2 CEDIDA

¿Te ha llamado la atención meterte más en la movida institucional del mundo gay. Participar en Iguales o en el Movilh?
No, no lo he pensado. Encuentro súper bien lo que están haciendo y todos los logros que han tenido pero creo que hay que dedicarle tiempo. Yo soy artista y no activista. A pesar de que he hecho cosas. El videoclip de Espada –del nuevo álbum- es considerado el video más gay de la historia, donde salgo yo con varias chicas. Mis canciones son de amor, y qué ¿voy a salir con un hombre? Sería ridículo. Entonces yo creo que eso es mi gran aporte a un avance y a una visibilidad. Y me considero pionera en ese sentido, en Latinoamérica, en Chile, en habla hispana y hasta en el mundo. Creo que con ese aporte es más que suficiente. Y he ido a cantar a las marchas y todo bien, pero no me veo con el tiempo como para hacerlo. Sí siento que mi aporte a la causa gay es gigantesco. No siento que no esté haciendo nada. Soy considerada un referente. Incluso se me han acercado mujeres de 50 años a decirme gracias. Mujeres que han tenido que vivir en el silencio y la invisibilidad máxima como casi con lágrimas en los ojos.

¿Te gusta la onda cultural del mundo gay chileno?
El otro día me llamó la atención un chico que me fue a buscar al aeropuerto en España que tenía una polera que decía ‘Gay is the new punk”. Obviamente toda la gente que es homosexual en Chile o en Latinoamérica, ha vivido cosas fuertes. Son ya generaciones y generaciones que han vivido esto en silencio, sin decirle a nadie que estaban enamorados, teniendo que vivir siempre hetero-normativamente. Entonces todos los momentos de expresión vienen con una fuerza muy grande, y este es comparable el punk. Yo creo que en general los hombres y las mujeres gay quieren que pase al fin todo este trago amargo que ha significado la historia para que sea todo normal. La comunidad gay se identifica mucho con que a pesar de toda esta mala onda que hay detrás, tratar de disfrutar el presente y de amarse. Creo que todos estos espacios culturales en Chile estaban plagados de eso. Cuando yo voy a una fiesta gay es así, muy festivo, y es muy lindo. Es bello que a pesar de tanta mierda que hay detrás, y de tantos siglos de represión y prohibición, la gente es súper alegre y positiva. Eso es algo muy, muy valorable.

Te gusta, en definitiva
Sí… también creo por esta represión que ha habido el talento es más power. En general los gay, no sé por qué será, si es genética o no, pero es gente súper despierta, súper inteligente, súper luminosa. Y de hecho, en las artes visuales por ejemplo, en general la gente gay tiene mucha visión. No sé con qué tendrá que ver pero también suelen ser pioneros. En general, hay un talento súper elevado en los homosexuales. Es una apreciación en general, no sé por qué será.

“SOY UNA EJECUTIVA DE LA MÚSICA”

¿Por qué el nombre del disco? ‘Otra Era’.
¿Te acordai’ cuando decían que se iba a abrir un portal en el 2012? ¿Que se iba a acabar el calendario maya? Me encantan esos sentimientos de comunión de las personas que yo creo que aparecen todo el tiempo como para sentirnos especiales. Me encanta ese lugar que te lleva a que las mentes se junten y digan que está pasando algo. Creo que ‘Otra Era’ también es un disco que te hace viajar por el tiempo. Que habla del presente pero tiene colores de otros momentos de la historia. De hecho, la canción ‘Otra Era’, que le da título al disco, habla que se va el Imperio Romano, la Edad Media… también la Espada, es algo que viene de muchas otras épocas. Me imagino conquistados arriba de caballos… tiene como ese sentimiento y ese imaginario.

¿Cómo te mueves en la producción y difusión de tu carrera? Eres independiente aún.
Mi estructura es independiente. Todavía no firmo con un sello que tenga realmente una estructura comercial global. Cada día profesionalizo más mi estructura de marketing, innovando y dándole punch dentro de nuestras oficinas de Javiera Mena, jaja.

¿Cómo sientes que ha sido ese proceso? Porque has logrado ser escuchada en gran parte del mundo.
Por internet. Que vino a cambiar la industria musical. Permitió así que gente como yo, perdidos para las grandes potencias, pudiera mostrarse. Yo igual he ido a México, estamos cerca de Estados Unidos, fuimos a un festival en Texas donde conocí a la gente de iTunes y tuvimos buena relación. Así que ahí poco a poco me he ido generando mi circuito de colaboradores y de gente que trabaja en el negocio de la música más ligado a lo digital. Cada vez hay más espacios para que fluya una música que es pop pero que no está en el mainstream máximo. Yo misma me he formado en mi carrera musical, aprendiendo mucho de todos mis colaboradores, y poco a poco he entendido el negocio. Soy una ejecutiva de la música, jajaja. Yo misma llevo mi carrera 100%, estoy al día a día, y hemos formado un núcleo que lleva mi carrera, y ya sé más o menos cómo funciona esto.

Para el futuro, qué se viene, ¿nuevo disco?
Ahora estoy full en el show en vivo para la gira de verano y todo, pero ya estoy empezando a componer el disco que viene, agarrando ideas y viendo para donde va a ir para no repetirme. Y también quiero componer para otros artistas. Ya compuse una canción –Agüita- para la telenovela de MTV Niñas Mal que la canta Danna Paola, una ídola juvenil mexicana. También para aportar con mi granito de arena al panorama del pop mainstream, que me encanta también. Me gusta componer para cosas que suenan en la radio y creo que al panorama latinoamericano le faltan propuestas nuevas en el mainstream. Me encantaría aportar más en cuanto al pop, que es lo que más me gusta. Además soy una estudiosa y una enciclopedia de la música pop. Mis amigos me llaman para preguntarme ‘¿oye cómo se llama esta canción?’, jaja. Soy un Shazam humano así, jaja.