charlie hebdo efe

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) condenó hoy el ataque a un fotógrafo durante una protesta en Pakistán contra las caricaturas de Mahoma en la revista francesa Charlie Hebdo.

“Llamamos a las autoridades a investigar de forma rápida y a fondo el ataque al fotógrafo de la agencia France-Presse Asif Hasan y a llevar a los responsables ante la justicia”, dijo el coordinador para Asia del CPJ, Bob Dietz.

Hasan resultó herido de bala durante una marcha en Karachi, la ciudad más poblada de Pakistán y capital financiera del país, en protesta contra la difusión de imágenes del profeta y que desembocó en violentos choques con la Policía.

El fotógrafo paquistaní de esa agencia tuvo que ser trasladado a un hospital de la ciudad en estado grave junto a otras dos personas heridas, aunque se recupera tras ser intervenido, según confirmaron a Efe fuentes médicas.

“Los periodistas en Pakistán tienen derecho a cubrir los eventos noticiosos de forma segura”, añadió en un comunicado el responsable de la organización de defensa de la libertad de prensa con sede en Nueva York.

El CPJ dijo que no está claro de dónde procedían los disparos ni si el fotógrafo era objetivo del ataque, pero insistió en pedir a las autoridades que abran una investigación para determinar las causas de lo sucedido.

Tras el atentado contra el semanario Charlie Hebdo, en el que murieron doce personas, la revista publicó un número especial en cuya portada se ve a Mahoma llorando mientras sostiene un cartel con la frase “Yo soy Charlie” bajo el título “Está todo perdonado”.

La publicación de esta portada ha vuelto a enfurecer a amplios sectores musulmanes, pues consideran que se trata de una ofensa al profeta, al que, según la norma islámica, no se puede representar gráficamente.