Joaquin-Lavin-educacion

El fiscal oriente Carlos Gajardo, citó a Lorena Espinoza, la histórica secretaria de confianza del UDI Joaquín Lavín para que preste declaración en la arista ligada a las platas aportadas por Soquimich a su fallida campaña a senador de 2009.

Fuentes del caso indicaron que la mujer presentó una dispensa y Gajardo está pronto a fijar una nueva fecha para que entregue su testimonio.

Espinoza deberá explicar qué información posee, respecto a los platas que hubieran entregado empresas, reuniones con hombres de negocios, particularmente con Soquimich o eventualmente otros antecedentes.

La vinculación de Espinoza con el caso se produce porque Gajardo estableció que Carolina de la Cerda, cuñada del ex subsecretario de Minería Pablo Wagner, emitió una boleta por un trabajo que no realizó a SQM por 7,5 millones.

El monto fue dividido en tres partes. Una para Ernesto Silva Bafalluy, padre del timonel de la UDI Ernesto Silva y quien solicitó la boleta, otra para Lavín y cerca de 2 millones para la asesora comunicacional y lobbista Cristina Bitar.

Esta última, en 2009, fungía como coordinadora de la campaña. La profesional reconoció el hecho la semana pasada a este diario, señalando que se trató de un “reembolso” por el dinero que había usado de su bolsillo para la campaña, donde trabajó “ad-honorem”. Insistió asimismo que no conocía a de la Cerda.

Soquimich, en la indagatoria de Gajardo, aparece involucrado además con un aporte a la campaña del UDI Pablo Zalaquett. El dinero llegó a través de la empresa Reactor, quien a su vez pagaba los servicios a distintos profesionales.

La importancia que tiene para Gajardo la citación de Espinoza es el nivel de conocimiento que tiene de las actividades y agenda del ex candidato. Se trata de la misma línea que siguió con Mylene Isabel D’Alencon y Claudia San Martín, las secretarias de confianza de los dueños de Penta Carlos Alberto “choclo” y Carlos Eugenio Lavín.

Ambas mujeres, a mediados de septiembre de 2014, aportaron importante información respecto de las reuniones con políticos de la UDI, como también el pago a las esposas de estos últimos por trabajos que nunca realizaron, emitiendo boletas ideológicamente falsas a Penta, como lo acreditó el SII.

Me quedo con el 10%

La arista Wagner y las boletas de su cuñada, comenzó el año pasado cuando el fiscal Gajardo descubrió en los correos y contabilidad incautados en Penta que el ex subsecretario recibió pagos del grupo mientras era autoridad. El hecho se vio refrendado por las declaraciones del ex director de holding Hugo Bravo.

Se trató de 3 millones bimensuales, los que se extendieron hasta fines de 2012, cuando debió renunciar por la fallida licitación litio que precisamente había ganado SQM de manera irregular. A juicio de la fiscalía, la plata iba destinada a que Wagner usara sus influencias para la aprobación del proyecto minero Doña Dominga donde participa Délano.

A raíz de esto último, el fiscal Gajardo resolvió formalizarlo por los delitos de cohecho y lavado de activos, mientras que a los dueños del holding, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, por soborno, como también ilícito impositivo. En tanto el SII también se querelló contra Wagner y de la Cerda en esta arista por delitos tributarios.

A lo anterior se suma las palabras formuladas por Joaquín Lavín la semana pasada cuando La Tercera reveló que el propio Délano había gestionado un crédito de $ 300 millones para su campaña. En la oportunidad, Lavín dijo sentirse “moralmente responsable” por la situación, pero descartó un actual criminal.