Nicolás Eyzaguirre Congreso A1

En una semana que ya resulta histórica para el Gobierno, y el oficialismo en su conjunto, este mediodía podría quedar despachada desde la Sala del Senado el proyecto que regula la admisión, elimina el financiamiento compartido y prohíbe el lucro en establecimientos educacionales.

Una iniciativa que tras ocho meses de tramitación en la Cámara de Diputados y el Senado, significaría el primer triunfo concreto de la gestión de Nicolás Eyzaguirre al mando del Ministerio de Educación, antes de cumplir el primer año de Gobierno, y el broche de oro legislativo para la Nueva Mayoría.

Algo no menor considerando las críticas que recibió el cuerpo legal desde agrupaciones de apoderados, parlamentarios de la Alianza por Chile e incluso desde la misma Nueva Mayoría, tras ser el primer proyecto en ingresar a tramitación en la reforma más importante prometida para la segunda administración de Michelle Bachelet.

Y más aun considerando que tanto el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo; y su par de la Segegob, Álvaro Elizalde; ya consiguieron los históricos triunfos legislativos de la semana, con la aprobación del Pacto de Unión Civil (PUC, ex Acuerdo de Vida en Pareja) y el fin al sistema electoral binominal.

Sereno y con silencio imperturbable ante las cámaras y los medios, Eyzaguire ha intervenido en escasas ocasiones durante el trámite que comenzó el martes en la tarde en la Cámara Alta, esperando opinar una vez emanado el cuerpo legal desde la sala y abogando porque este no sea mal recibido por los diputados, quienes en el tercer trámite podrían extender la votación hasta una comisión mixta que podría aguar la fiesta del Ejecutivo.

Penas para el lucro

Tras la primera jornada, ayer el Senado se abocó a definir e incluir en la ley aspectos fundamentales del espíritu de la reforma educacional. De esa forma, con el voto de los senadores independientes Carlos Bianchi y Antonio Horvath, la Nueva Mayoría ha superado con facilidad los quórums calificados para aprobar algunas de las indicaciones más resistidas por la oposición.

Así como en el proyecto del binominal y el PUC con los votos de Amplitud, Eyzaguirre ha llevado adelante la votación sin sobresaltos con los senadores “regionalistas”, a la espera de que los tiempos alcancen y el despacho del proyecto no se quede fuera de la “fiesta” de enero.

De esa forma, ayer se aprobaron las indicaciones que permitirán sancionar civil y penalmente el lucro con fondos públicos. El artículo, rechazado taxativamente por la oposición, establece que el sostenedor que sustraiga o destine los recursos a una finalidad diferente de los fines educativos señalados, estará obligado a reintegrarlos al establecimiento educacional, reajustados con la variación del IPC.

Esto, además de una infracción del 50% de los recursos sustraídos, impuesta por la Superintendencia de Educación, y de una denuncia realizada por la misma Superintendencia o el Servicio de Impuestos Internos (SII) ante el Ministerio Público para establecer responsabilidades.

Junto a eso, también se aprobó una norma que estableció cuatro casos para la aplicación de la Ley Zamudio en casos de discriminación: colegios religiosos, de idiomas, privadas y sólo de niños o de niñas.

Además, durante la mañana aprobó por 24 a favor y 14 en contra la indicación que agrega la frase “sin fines de lucro” al artículo 1° del proyecto, lo que obliga a los establecimientos que reciban aportes del Estado a entregar educación “gratuita” y “sin fines de lucro”.

Selección en particulares pagados y arriendos, la piedra en el zapato

A pesar de los triunfos, ayer también se aprobó una de los nudos altamente resistidos por un grupo de diputados oficialistas e independientes. Tras ingresar a conversar por más de media hora con el propio ministro de Educación, los diputados ex dirigentes estudiantiles Camila Vallejo (PC) y Giorgio Jackson (RD) confirmaron su rechazo a la indicación que permite la selección en colegios particulares pagados.

Consultados en los pasillos del Senado, los parlamentarios destacaron el avance de algunas indicaciones como la tipificación del lucro como delito y el fondo permanente de fortalecimiento de la educación pública, pero hicieron sus reparos por la aprobación de la indicación antes mencionada y los otros “nudos” del proyecto.

La diputada por La Florida dijo no estar de acuerdo con esa modificación y anunció su rechazo a la medida, postura compartida por otros parlamentarios de la Nueva Mayoría e independientes. Junto a Jackson, además señalaron su disconformidad con la cantidad de años que tendrán los establecimientos con menos de 400 alumnos, que tienen 9 años en total para mantener los arriendos vigentes. “Eso es innecesario, que es una transición muy larga y hay una diferencia”, señaló.

Sin embargo, la ex presidenta de la Fech dijo que no se podía asegurar que el proyecto se vaya a comisión mixta porque eso se definirá en la votación de la Cámara, que probablemente ocurrirá la tarde del lunes.

Para esta jornada, la sala comenzará a sesionar desde las 9:00 horas hasta las 12:00 horas, aunque podría alargarse hasta su total despacho. Después, el proyecto se despachará a la Cámara de Diputados para que, en el mejor de los casos, la comisión de esa cámara para el mismo jueves en la tarde.

De todas formas, el martes la comisión acordó sesionar el viernes a las 11:00 horas en la sede Santiago del Congreso. Así, el proyecto podría tener la esperada votación de la Cámara el lunes a las 15:30 horas, hasta total despacho.