Jovino Novoa A1 01

Una nueva estrategia armó la defensa de Jovino Novoa en el marco del Pentagate, donde el ex senador es sindicado como el supuesto recaudador de las platas que llegaron desde el imperio de Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín a las campañas del gremialismo en 2013.

Los abogados de Novoa solicitaron que se cambie el tribunal que resolverá el caso, pasando desde el Octavo al Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, petición que se revisará el próximo 10 de febrero a las 9.00 horas, según recoge Cooperativa.

La movida tiene que ver con busca impugnar la competencia del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago.

Cabe recordar que en este tribunal se formalizarán a los primero diez imputados en el caso el próximo 4 de marzo.

Jovino Novoa, desde que estalló la arista política fue apuntado como el hombre que pedía plata para los candidatos de la UDI, según lo que dijo el ex gerente del holding, Hugo Bravo.

Esa tesis en parte fue confirmada por Délano y Lavín, luego de que La Tercera revelara el fin de semana lo que ellos dijeron de los aportes de dinero a los políticos involucrados.

“Con Jovino Novoa tenemos una relación más cercana. Era de los senadores importantes, entendía bien los temas económicos, veía los temas de Hacienda, varias veces pasaba por Penta y conversábamos sobre la legislación, de los temas que a nosotros nos interesaba saber más. Jovino es un líder dentro de su partido, conocía personalmente a cada candidato. Los dineros que Jovino pedía no eran para él, sino que para candidatos afines de él. De hecho él no estaba en campaña. Yo lo que pienso es que Jovino facilitaba las facturas de Inversiones y Mandatos para otros candidatos. Inversiones y Mandatos no prestó servicios para Empresas Penta que yo sepa”, dijo Carlos Lavín al fiscal Gajardo el pasado martes 6 de enero.

“Un día del año 2013 llegó Ena von Baer con Jovino Novoa para pedirnos si podíamos colaborar con su campaña, acordamos un monto y seguimos el procedimiento habitual encargándoselo a Hugo Bravo”, agregó el dueño del holding.

En la misma línea, su socio, Carlos Délano, dijo que “respecto de Jovino Novoa señalo que Jovino es una persona muy cercana a mí y muy amigo mío. Es de las personas más inteligentes y sólida en sus valores que he conocido. Ha sido además muy valiente. Le tengo una admiración superior. Jovino no ha concurrido a pedir dineros para él. El concurrió a pedir aporte para campaña políticas para otros candidatos. Le aportamos alrededor de 25 millones de pesos para esos candidatos. Fue varias veces a reunirse conmigo, en alguna ocasión con Ena von Baer. En la reunión con Ena von Baer se me pidió ayuda para su candidatura. Luego yo hablo con Hugo Bravo y le indico los montos que se van a aportar para cada uno y Hugo Bravo ve la fórmula para concretar ese aporte”.

“Las facturas de Inversiones y Mandatos S.A. no corresponden a ningún servicio que se haya prestado a Empresas Penta ni a Inversiones Penta III”.

El pasado 13 de enero, Novoa llegó a la Fiscalía Oriente, pero hizo uso de su derecho a no declarar, indicando que antes sus abogados deben revisar los antecedentes contenidos en la carpeta

A la salida, habló con la prensa y negó que fuese el “recaudador” de la UDI.

“Hay declaraciones que me atribuyen un rol de financiamiento irregular de campañas, lo que es totalmente falso”, señaló el ex senador.

LOS ANTECEDENTES
La primera vez que Novoa se refirió al caso Penta fue cuando una publicación de Ciper reveló que a través de Inversiones y Mandatos recibía fondos de Penta, en particular para la campaña de la senadora Ena von Baer.

“La publicación de Ciper que se refiere a mi persona es absolutamente falsa. No existe ni ha existido un sistema de financiamiento ilegal para la UDI”, dijo Novoa, en esa oportunidad.

Cuando la investigación de Gajardo dejó de ser secreta el 30 de diciembre del año pasadoo, The Clinic Online pudo constatar que a Novoa le fue incautado un talonario de boletas de un tercero, Teresa Riera; que su secretaria, Bernardita Chamorro, declaró ante el fiscal que los documentos de Riera eran usados por el gremialista y que “el señor Novoa me solicitaba emitir boletas, dando instrucciones verbalmente, informando los datos, la emisión como monto, fecha y glosa” y que al menos uno de los documentos por $2.777.778 que fue entregada a Penta tiene la firma falsificada. Novoa, además emitió siete facturas de Inversiones y Mandatos S.A -una de las cuales fue anulada- entre mayo y junio de 2013 al holding Penta por un total de $25 millones que, según los testimonios que existen en la carpeta, fueron a parar a la campaña de Von Baer.

Según lo que declaró el contador del grupo, Marcos Castro, dentro de las boletas irregulares que se estaban revisando al interior del holding figuraban las de la empresa Inversiones y Mandatos S.A.