nicolas maduro efe

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró nuevamente que existe una conspiración por parte de la ultraderecha para desestabilizar su país, plan al que, según él, también corresponde la visita del ex presidente Sebastián Piñera.

Durante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), Maduro denunció esto como una “gran operación de provocación”, asegurando que “Venezuela viene a abogar aquí por el respeto a la soberanía política de los Estados, de la autodeterminación de los pueblos”, como reproduce Emol.

“Hay una gran operación de provocación contra Venezuela desde Venezuela, de la ultraderecha, utilizando figuras políticas de algunos países, vinculados a proyectos de derecha, apoyando, tengo que decirlo aquí, a grupos políticos que desconocen el orden constitucional interno, que desconocen las instituciones, que desconocen al presidente legítimo de nuestra patria, que promueven un golpe de Estado al corto plazo”, afirmó el mandatario.

Luego instó al resto de los asistentes a que digan “qué gobiernos de ustedes pudieran aguantar que figuras políticas relevantes de algún país fueran a sus propios países a promover grupos que quieren derrocar el Gobierno legítimo de ese país”.

Este es otro episodio de molestia manifestado por Maduro luego de que Piñera, en conjunto a los ex presidentes Pastrana y Calderón, de México y Colombia respectivamente, para reunirse con líderes de la oposición.