Ricardo Rincón A1

¿Como diputado miembro de la comisión investigadora Cascadas, qué le parecen estos nuevos antecedentes que vinculan a SQM como una empresa con un sistema parecido al del holding Penta, con boletas ideológicamente falsas destinadas a financiar campañas políticas?

Como he dicho desde un comienzo este es un sistema que se ha utilizado desde un origen para defraudar al Fisco, básicamente porque se inventan gastos que no son, y usted sabe que cuando una empresa aparece con gastos que no son, lo que ocurre es que bajan las utilidades de la empresa y así disminuye su carga impositiva. El sistema, todo indica, se inició o se habría iniciado con Penta y posteriormente se generó, por así decirlo, un doble click de no solo generar una menor tributación sino que además financiar campañas políticas ilegalmente. Y es bastante lógico pensar que no solo haya ocurrido con una empresa en el país sino que con más, algo que por lo demás se da a entender con los antecedentes que han ido fluyendo públicamente de la investigación.

No es raro entonces.

Bueno, en ese sentido, que aparezca esta empresa u otras que pudiesen aparecer, dice relación con esa hipótesis: pretender circunscribir el financiamiento de campaña ilegal a una empresa en particular, sería lo ideal porque hablaría de un ilícito radicado en una empresa y un grupo económico determinado, pero es bastante lógico pensar que pueda ser una práctica mayor que el de una sola empresa. Pero es lamentable, lo digo sinceramente, porque el mundo de la derecha tiene vinculaciones con prácticamente todos los grupos económicos del país, incluso familiares. Es lamentable que ocurra. Si se llegase a comprobar va a tener que seguir esa empresa, u otras, y sus ejecutivos respectivos, la misma suerte en términos que la justicia dicte.

Es una empresa que ya fue investigada por el caso Cascadas, donde se comprobó un ilícito, y que ha tenido un historial de aportes a campañas políticas. ¿De esa forma, se podría investigar nuevamente a la empresa en la Cámara o incluirla en la comisión Penta?

La llamada comisión Penta evidentemente que no puede limitar su actuar a lo que ayer era de público conocimiento, también debe hacerlo a lo que se conoce hoy o se conocerá en el futuro. Dentro de las limitantes de una comisión investigadora, que no está facultada para investigar al mundo privado. Con esa claridad, pero teniendo claro que el mundo privado en su actuar en su actuar impositivo, de pago de impuestos, se vincula directamente con lo público, evidentemente siempre hay un área donde las comisiones se tienen que abrir a recibir antecedentes, procesarlos y emitir un juicio de carácter político sobre ello. Por lo tanto, sería de toda lógica que así ocurriera con esa empresa y con cualquier otra que pudiera aparecer en los próximos meses. No olvide que el fiscal del caso señaló que este caso se podría alargar por cerca de dos años.

Pero de SQM se ha dicho que es una empresa que hacía aportes a campañas políticas de manera transversal. ¿Se podría abrir el naipe de esta investigación, de ser ciertos esos mitos?

Lo que pasa es que hay que distinguir los aportes legales, que están dentro de la ley, por medio de acuerdos de directorio, que debe respetar los topes máximos permitidos y la forma de materializarlo además, con lo que son los aportes ilegales de campaña. Yo creo que en Chile hay varias empresas que han históricamente aportado transversalmente, y me parece bien que sea así, y con sujeción estricta a los límites, acordando previamente en el directorio de manera que sea una práctica de la empresa y no de un gerente por muy importante que sea. Eso no puede tener reproche ni reparo. El punto está en aquellas empresas que no actúan así.

Separar a las que hacen aporte legal.

Creo que hay que hacer la distinción si SQM u otras empresas que pudieran aparecer, han estado antaño en el marco de una financiamiento legal de campaña, eso tiene que quedar absolutamente fuera de cualquier investigación. Y es legal cuando se da en estos términos. Esa distinción es fundamental. Ahora, aquellos que caigan en un financiamiento ilegal, evidentemente tienen que ser investigados pero no sólo en la Cámara de Diputados, principalmente en el ámbito penal y tributario, donde hay organismos especializados para ello.

A propósito del trabajo en la Comisión Cascadas, hubo un cruce de palabras con el ex Superintendente de Valores y Seguros, diciendo que sus declaraciones se parecían mucho a las de la defensa de Julio Ponce Lerou. ¿Qué le parece que se le vincule directamente?

A mi no me preocupa en lo más mínimo porque si él fuera objetivo en el análisis, tendría que reconocer que todas las cosas que he dicho, sino todas, dicen relación con temas que la propia SVS actual y de la época vivió, y que él no ha querido reconocer. Por ejemplo, una resolución del Consejo para la Transparencia -que yo no integro ni dirijo- estableciendo obligaciones en la entrega de información que la SVS no cumplió. Por supuesto, nunca lo dijo el señor Coloma, usted puede ver el fallo. Y yo no integro el consejo ni alguien podría pretender que yo manipulo a ese consejo. Pero no sólo eso. Hubo distintos temas relacionados con esa investigación que yo hice un reproche de paridad en términos de la investigación porque jamás se me negó, jamás, que el ex presidente de la República tuviera intereses y acciones en SQM.

¿Usted se refiere a la posible participación de Sebastián Piñera en el caso Cascadas?

El ex presidente fue y ha sido accionista en esa empresa, y supongo que se podrá saber en función de este anuncio que se ha hecho sobre el término de su fideicomiso ciego. No lo he visto materializado, no sé si ocurrió justo cuando yo estaba en este trance -que llevo 15 días en este tema familiar que ha sido bastante difícil de enfrentar-. Yo vengo reclamando de la extraña ceguera de ese fideicomiso desde que se constituyó, y sobre si además era sordo, y finalmente por qué se mantenía si el ex presidente Piñera ya no era Mandatario. ¿Qué extraño, no? Y de por qué no se investigaban esas operaciones también.

Ud. dice que por qué se extendió hasta ahora si él dejó de ser presidente hace más de diez meses.

Sí, claro. Y vengo haciendo esta pregunta desde el día 1. Y el carácter de ciego, sordo y mudo la vengo haciendo desde que lo constituyó. Porque no existiendo un marco legal en Chile sobre los fideicomisos, su existencia queda entregada al mandato de quién la constituye. Por tanto, el carácter en el que él se da no me vengan a decir que eso es un fideicomiso, porque a lo mejor es ciego, pero no es sordo y a lo mejor ninguna de las dos, porque el contrato que regula eso no está normado. Y los que somos abogados sabemos muy bien cómo en el fondo se pueden hacer figuras que son total y absolutamente legales, legítimas por tanto, pero que no dan cumplimiento a un objetivo distinto porque no está la legislación que permita eso. Entonces, pretender que porque yo hice algo con un carácter legal que eso es garantía poco menos de transparencia, perdónenme, un abogado con el mínimo de criterio va a concluir que efectivamente ese fideicomiso fue ciego, sordo y hasta mudo. Y resulta que desde un principio ha estado interesado, legítimamente, en el mercado bursátil. Todo el mundo conoce eso. No inventé yo el caso Chispas. ¿Y el interés bursátil respecto de las acciones de Cascadas, donde él compró, participó y vendió? Entonces, a mi siempre me parece del todo lógico el que se investigara todas las aristas posibles. Porque si usted va a la historia, refrendada por el propio ex superintendente Coloma en la comisión, de cómo inicia esta investigación, es casi por rumores. Está el relato. Y resulta que estos otros rumores que yo le hago son de muchos años y ahí no se investiga nada. Entonces, que alguien demande simetría en la investigación, si eso coincide o no con lo que está diciendo la defensa, perdónenme, yo me preocupo del argumento y no de quién o quienes lo sostienen.

¿Le parece injusto que se le vincule de esa forma a SQM?

No, creo que es parte de la brega política y como yo nunca he sido financiado por ningún grupo económico ni sector económico de este país, sino que lo hago con los propios esfuerzos personales y de mi familia, incluido mi padre (QEPD). No me tengo que andar preocupando por estas cosas. Entonces no las califico de justas o injustas, es parte de…

Ahora hay una cantidad de la que no sabemos de dónde viene, que son los aportes reservados.

Ah bueno, me encantaría pero eso ya, como le dije creo que al colega (Gabriel) Boric junto con el diputado (Osvaldo) Andrade, es bastante torpe, por no decir engañoso, pretender exigir que otros declaren de dónde vienen sus aportes reservados. Yo no puedo saberlo y la ley impide que yo ni nadie lo sepa.

En todo caso, hoy día sabemos que hay “aportes reservados” que no son tan reservados y que algunos parlamentarios y aspirantes a serlo, sabían perfectamente, buscan e iban a buscarlos.

Sabes lo que pasa, es que en el mundo político se sabe quién anda pasando el platillo. Y los empresarios saben quiénes pasan el platillo, como ellos saben a quiénes ellos les aportan sin que pasen el platillo. Si usted ve mis aportes reservados, evidentemente ahí sale una cantidad determinada, pero por eso tendrán que responder quienes los hicieron. Yo no los he solicitado. Por suerte no lo requiero, y no lo digo con jactancia. Mi carrera política se ha construido con mucho esfuerzo y es fruto principalmente, en lo económico, de mis esfuerzos personales y de los de mi familia. Y si con el tiempo se han generado aportes reservados, eso tienen que responderlo aquellos que lo hicieron porque yo no ando pasando el platillo y se sabe en el mundo político y empresarial quiénes lo hacen. Además yo soy opositor, imagínese que, de los principales líderes que aparecen en Penta u otros, he sido opositor en sus pensamientos ideológicos y económicos. Mire lo de las isapres. Ha salido mucho lo de la posición de la Democracia Cristiana (DC), se acuerda que estaban preocupados, y el que lideró ese tema fui precisamente yo. Incluso diciéndoles que con mi gobierno, cuando llegara, debíamos legislar sobre el IPC. ¿Por qué? Porque creía en la puerta que se abrió en tribunales y sigo creyendo en ella porque ha permitido que miles y miles logren voltear las alzas unilaterales, en estos fallos en masa. Nosotros hemos estado liderando eso en contra. Pero no califico si es justo o injusto, es lo que pasa en materia política nomás y cada uno debe tener los argumentos para defender lo propio. Que el señor (Fernando) Coloma mirara para el techo y eso lo ocupara y pretendiera confundir con que había coincidencias con el argumento de la defensa, uno tiene que hacerse cargo de los argumentos y de las ideas que uno plantea y no confundir desde donde vienen, porque eso evidentemente no es lo que corresponde.

Por último, ¿Qué le parece el apoyo del Gobierno al ministro Alberto Undurraga, tras las críticas por mantenerse posiblemente en el gabinete?

La DC en esto tiene una sola posición y salvo alguna manifestación respetable que pueda haber, total y absolutamente minoritaria, por cierto, en términos de total y absoluto respaldo al ministro Undurraga. Por varias razones, primero porque jugar a la teoría de los empates es muy peligrosa. Lo primero que pretende es no hacer cargo de las propias responsabilidades. Yo creo que la derecha y particularmente la UDI tiene que tener una disposición más colaborativa, más humilde por tanto, respecto de un tema que claramente indica que involucra a mucha gente de sus filas. Y que yo en lo personal lamento que así ocurra. No le hace bien a ellos y no le hace bien a la actividad política en general. No lo digo contento ni con felicidad, lo digo con tristeza y preocupación. Y por tanto, desde esa misma perspectiva, creo que ellos tienen que tener mayor humildad, seriedad y andar jugando al empate dista mucho de eso.

¿La teoría del empate?

Jugar al empate mal es aún peor. Demuestra subjetividad y más arrogancia y altanería aún. Usted comprende que un informe pagado a una fundación, que ha existido y seguirá existiendo, porque tiene un sentido y una razón, y fuera de la órbita de la campaña, y por los montos involucrados además, claramente resulta bien difícil de sostener que pueda parecerse al caso Penta. Es una fundación sin fines de lucro así que no tienen que andar inventando disminuir las utilidades para pagar menos impuestos. Entonces, creo que es tan feble el tema, que eso no sólo a la DC, sino que a la Presidenta y el Gobierno lo han motivado a respaldar al ministro Undurraga, que yo particularmente conozco hace 30 años y conozco de su honorabilidad, de su forma de ser y no se me ocurriría siquiera cerca de algo así.