alberto espina a1

 

Los ánimos están caldeados en RN luego del balde de agua fría que recibió el sector tras los resultados de la encuesta Adimark. Desde la tienda de calle Antonio Varas insisten en que se han visto perjudicados sin tener velas en el entierro Penta, y reiteran su molestia con la UDI.

Si ayer el tono fue “pastelazo”, hoy la cosa ha ido escalando y ya están metiendo presión para que el gremialismo pase a la acción.

“Pese a que nos hemos visto contaminados por actos de corrupción electoral, no hemos tomado ninguna actitud de distanciamiento. Pero la UDI debe tomar decisiones de condena absoluta y categórica a estos hechos y tiene que iniciar los procesos disciplinarios internos para ver las responsabilidades de quienes se ven involucrados, si no hacemos nada el resultado va a ser devastador. Nuestra oposición a la reforma educacional se fue por la borda, el Caso Penta fue un tsunami que ayudó al gobierno a ocultar su desastre de leyes”, manifiesta el senador Alberto Espina, consigna la edición de este miércoles de La Segunda.

El parlamentario arremete además contra la postura planteada por el timonel gremialista, Ernesto Silva, quien ha señalado que van a esperar resoluciones judiciales para tomar cartas en el asunto.

“Ese argumento del presidente de la UDI es inaceptable, nos está ensuciando a todos. Una cosa son las sanciones penales y otras las éticas de tribunales supremos”.

Postura tan categórica como la de Espina es la que plantea su compañero de bancada, Manuel José Ossandón.

“Esto no es una crisis, es un tsunami, y si la UDI no reacciona institucionalmente reconociendo sus responsabilidades va a desparecer. Es impresentable que miembros de la directiva que estén involucrados no den un paso al costado al menos mientras dura la investigación, ya que lo único que están haciendo es hundir al sector”.

El ex alcalde de Puente Alto pide a los líderes, conocidos como coroneles, que copien a los militares, quienes son los primeros en asumir las responsabilidades.

Ayer, la encuesta Adimark correspondiente al mes de enero reflejó que el rechazó a la derecha escaló a un histórico 78%, producto de los coletazos del Pentagate. El sondeo dio cuenta además de un pobre 11% de respaldo.

Para el director de Adimark, Roberto Méndez, estas cifras pueden proyectarse en el tiempo y llegar incluso a afectar al sector en la próxima elección municipal.