martner

Lo había anunciado hace casi dos semanas y hoy lo concretó, Gonzalo Martner, candidato a la presidencia del PS, formalizó la acusación contra Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon ante el Tribunal Supremo del partido para que se revise la militancia de ambos por el negocio que armaron tras gestionar un crédito con el dueño del Banco de Chile, Andrónico Luksic, en plena campaña presidencial de 2013.

“El que quiere lobbista está en su derecho, somos una sociedad abierta y democrática, pero en la opinión de muchos de nosotros eso no es compatible con ser militante del PS, con ejercer la militancia”, dijo el representante de la lista “La Tercera vía”.

Martner llegó hasta la sede del PS, donde solicitó “sanciones porque su actuación ha puesto en riesgo la credibilidad de la Presidenta y del gobierno, al utilizar sus vínculos familiares para obtener beneficios al que no accedería otro ciudadano”.

Al interior del PS, donde militan tanto Dávalos como su mujer, la voz más dura ha sido la de Martner, quien desde un principio cuestionó el hecho, acusando que la especulación inmobiliaria nada tenía que ver con la política.

“En el caso de los militantes Compagnon y Dávalos” hay una “actividad inmobiliaria con lobby de por medio. De manera tal lo que estamos pidiendo es que se aplique el estatuto del PS y el código de ética”, agregó.

“Hay una reivindicación pública de actividades que incluye lobby y eso no nos parece. Esta es una lucha que yo llevo dando hace años”, añadió el ex timonel socialista.