hugo bravo cel A1

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó una nueva querella criminal en el caso Penta. Esta vez está dirigida en contra del exdirector del grupo Hugo Bravo y el excontador Marcos Castro, ambos por el delito de soborno.

Fuentes judiciales comentaron a The Clinic Online que el libelo también incluye -por el delito de cohecho- al ex fiscalizador del SII y otro actualmente activo en el fisco. Se trata de Iván Álvarez, el cerebro del fraude al FUT y que actualmente enfrenta un juicio oral por la afectación de más de 2.500 al patrimonio del Estado. Le sigue Juan Martínez, quien junto a Álvarez habrían prestado servicios y usado los sistemas internos del organismo para arreglar los temas tributarios de Penta, aún cuando eran funcionarios públicos, recibiendo pagos por varios millones de pesos.

Esta acción legal se suma a la presentada en contra del exsubsecretario de Minería Pablo Wagner por cohecho, ya que mientras ejercía su cargo durante la administración Piñera, recibía un pago de 3 millones bimensuales por parte del de holding. Uno de los dueños de esta último es Carlos Alberto “choclo” Délano, quien participa financieramente en el proyecto minero Doña Dominga. La fiscalía indaga si el dinero sirvió como una presión para favorecer al proyecto minero.

Hay que recordar que este miércoles todos los mencionados serán formalizados ante el Octavo Juzgado de Garantía en la primera imputación de cargos de esta mega investigación que incluye una arista política, como también boletas de Soquimich y la falsificación de contratos forward entre Penta y VSA, como también con el empresario Manuel Cruzat y la firma CB.

Respecto de los forward, ayer el SII también se querelló, entre otros, en contra de cuatro hijos del “choclo” Délano, Carlos Alberto, Macarena, José Luis y Pablo Délano Méndez, en calidad de autores de delito tributario, ya que a través de maniobras dolosas, rebajaron impuestos a través de declaraciones maliciosas.