bilbao

La situación del ex presidente de Consorcio, Juan Bilbao, parece complicarse aún más luego de la demanda que le metió la Securities and Exchange Commission (SEC) -el regulador de valores del país norteamericano- en diciembre por uso de información confidencial en la venta de CFR.

Según publica El Mercurio, la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) envió antecedentes de la formulación de cargos que hizo hace unos días en contra del empresario chileno, a quien se le acusa de ilícitos en Chile que vulneran la Ley de Mercado de Valores y la Ley de Sociedades Anónimas, en el marco de eventuales compras de instrumentos bursátiles de CFR Pharmaceuticals (Recalcine) con uso indebido de información privilegiada.

La publicación sostiene que esa información será usada como la SEC como respaldo a la acción legal contra Bilbao.

Según trascendió, la Securities and Exchange Commission (SEC) -el regulador de valores del país norteamericano- recibió los detalles de los cargos que se le imputan a Bilbao en Chile, los cuales serían utilizados por la entidad estadounidense como información de apoyo en la demanda que los norteamericanos interpusieron a fines de 2014 en contra del ex presidente de Consorcio y de Tomás Hurtado, publicó El Mercurio.

Cabe recordar que a Bilbao se le se cuestiona que siendo director de CFR tuvo acceso a información confidencial sobre una oferta de Abbott con la que realizó transacciones bursátiles entre marzo y mayo de ese año.

Respecto de su actuar en Chile, la SVS habría detectado que Bilbao siendo en su momento director de CFR no reveló públicamente la compra de acciones de la firma.

El Mercurio recuerda que desde que el regulador estadounidense demandó a Bilbao la SVS aceleró sus diligencias para detectar ilícitos relacionados con el mercado local.

El tribunal de Nueva York -especializado en causas ligadas a Wall Street- reagendó para el 10 de abril la primera audiencia del caso (originalmente estaba fijada para el pasado 6 de marzo) y fijó para el 19 de junio la conferencia previa de estatus.

La defensa de Bilbao y Tomás Hurtado (el otro ejecutivo implicado) se amparará en la estrategia de la cooperación para llegar a un acuerdo y de esa manera evitar una sanción penal.

La historia de la demanda

El 22 de diciembre de 2014, el regulador de EE.UU ingresó una demanda en contra de Bilbao, entonces presidente de Consorcio Financiero, y Tomás Hurtado, quien se desempeñaba como director del banco del holding, por uso de información privilegiada en la venta de CFR a Abbott. Se les acusó de embolsarse US$ 10,1 millones y US$ 495.000, respectivamente.

Tras la acusación por parte del SEC, Bilbao renunció a la presidencia de Consorcio y a los directorios de otras empresas en Chile.