Fundación Chile 21

El think tank emitió un comunicado que fue leído por su director ejecutivo Enrique Dávila Alvear, ex senador del PS, desmintiendo que la fundación haya financiado campañas políticas de forma irregular. Esto luego de que se filtrara que en las planillas de pago de SQM, figuraban boletas que sumaban 90 millones a nombre de la fundación.

Dávila, ex presidente de Enap, aseguró que la Fundación Chile 21, “no participa como institución de campañas políticas y no ejerce ninguna actividad de lobby o gestión de intereses privados. Las opiniones institucionales de la fundación, así como de sus miembros, son completamente autónomas y bajo ningún concepto responden a los intereses específicos de sus suscriptores”.

En esa línea, Dávila explicó el mecanismo por el cual se financia la institución. “La Fundación se financia sobre la base de un sistema de suscripciones que están regidas por un contrato que establece con precisión las obligaciones de las partes. En el caso de la Fundación, esta se obliga a: presentar un informe mensual sobre política nacional, economía y coyuntura social, ambiental e internacional; los resúmenes de los trabajos de los distintos talleres; monografías sobre temas específicos; estudios de opinión pública e invitar a los distintos eventos que organiza la Fundación”.

Asimismo en el comunicado Chile 21 resaltó su trayectoria y el aporte que ha hecho al país en los últimos 20 años. “La fundación es un centro de pensamiento con una trayectoria de 20 años. Son conocidos los aportes en el ámbito de la calidad de la política, el desarrollo económico, las relaciones internacionales, las políticas sociales, los estudios indígenas y el medio ambiente, para sólo citar los principales”.