COPIAPÓ: Aluvión provoca considerables daños

En medio del anuncio de la oposición de fiscalizar si hubo o no negligencia en el Gobierno a la hora de enfrentar el temporal en el norte del país que hasta ayer había dejado al menos 17 muertos, un dato concreto complica aún más la situación del Ejecutivo: en el primer presupuesto gestionado por la administración de la Presidenta Michelle Bachelet para la Oficina Nacional de Emergencia, los recursos para esta institución disminuyeron en 19%, pasando de $16 mil 296 millones en 2014 a $13 mil 726 millones en 2015.

La baja es la primera desde el año 2012. Desde el presupuesto de ese año, siempre hubo un alza de aproximadamente $4 mil millones por periodo, justificado en cada ocasión por la necesidad de fortalecer la red de emergencia que durante el terremoto del 27 de febrero de 2010 mostró ser frágil frente a catástrofes de magnitud.

En 2014, sin embargo, cuando se discutió la partida de Interior -de casi 9 billones de pesos- se privilegiaron otros ítems, aun cuando el Ejecutivo en el plano global propuso un crecimiento total del gasto público de 9,8% y un histórico aumento de 27,5% de la inversión pública para reactivar la economía.

En la subcomisión especial mixta el 19 de noviembre de 2014, donde se analizó la propuesta que involucraba a la Onemi, se adujo que “la ley de Presupuestos 2015 tiene como ejes centrales avanzar en superar las brechas de desigualdad, objetivo central del Gobierno de Su Excelencia la Presidenta Bachelet. Pero al mismo tiempo, busca hacerse cargo de la actual coyuntura y que dice relación con el enfriamiento de la economía que comenzó el año 2013. Por lo mismo, el proyecto tiene un claro sello reactivador”.

Luego de eso, se detalló lo correspondiente a cada ítem: La subsecretaría de prevención del delito, por ejemplo, anotó un alza de 55% y los recursos destinados a bomberos, un 51%. La Onemi fue una de las pocas que bajó sus fondos.

Al respecto, el subsecretario Mahmud Aleuy explicó “que, como se sabe, la ONEMI depende del Ministerio del Interior, pero opera solamente cuando hay catástrofes o emergencias, y no hay actividades o presupuestos adecuados para enfrentar las mitigaciones; se trata de priorizar la prevención, de forma tal de no gastar gran cantidad de recursos cuando ocurre la catástrofe, por ejemplo, un desborde de río u otro, pues preventivamente se efectuaron las construcciones que corresponden”.

Aleuy detalló que el rol de prevención quedaría básicamente radicado en un nuevo plan denominado “Programa de Mitigación de Riesgos”, cuya dependencia no es de la ONEMI, sino del Servicio de Gobierno Interior.

Altas fuentes de la UDI aseguraron a The Clinic Online que los datos respecto de la polémica sobre si hubo o no un aviso temprano de metereología a la Onemi sobre las lluvias de la semana pasada y la certeza de que se disminuyeron los recursos a una institución crítica dan pie para plantear la instalación de una comisión investigadora.

Sin embargo, en la Subsecretaría del Interior explicaron a este medio que en el Presupuesto 2014 de la ONEMI se incluyeron los dineros destinados a la construcción del nuevo edificio institucional, que sumó $5.017.917.000. “El total general de ese año alcanza los $16.212.796.000. En 2015, esa cifra llegó a $13.726.453.000. Sin embargo, no se produjo una disminución en los gastos en personal, ni en gastos operacionales.

En la repartición explicaron además que en el presupuesto “no están consignados los fondos de emergencia, que se transfieren a la ONEMI. Solo basta que el organismo levante un informe alfa para que la ONEMI transfiera los recursos. Se trata de fondos excedibles que no están en el presupuesto”.

cifras onemi

MODERNIZAR
Frente a las críticas a la gestión de la Onemi, el titular de Interior, Rodrigo Peñailillo aseveró el lunes que se presentó “una indicación sustitutiva destinada a hacernos cargo de la necesidad de un nuevo sistema de gestión de emergencias, que actualice una institucionalidad que lleva más de 40 años sin reformas ni refuerzos”.

En esta línea aseguró que “esta indicación plantea un diseño institucional de aproximación sistemática, integral y progresiva para todo tipo de riesgos, todo tipo de peligros, todos los impactos y todas las fases de una emergencia, poniendo acento en la prevención y preparación”.

En concreto lo que el proyecto hace es crear un Sistema Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias.

RECURSOS
Ayer, en tanto, el portavoz de Gobierno, Álvaro Elizalde, dijo que el Ejecutivo entregará seis mil millones de pesos a 13 municipios -Antofagasta, Taltal, Alto del Carmen, Caldera, Diego de Almagro, Freirina, Huasco, Tierra Amarilla, Vallenar, Copiapó y Chañaral- afectados por el temporal.

La determinación la adoptó Bachelet tras una reunión de emergencia en La Moneda donde ministros y subsecretarios le informaron respecto de cómo se encuentran las zonas afectadas.

Además el Ejército anunció la destinación de 3.400 efectivos para las labores de seguridad por el toque de queda y el trabajo de limpieza del lodo en las calles de la Región de Atacama. En la zona ya hay 2.400 militares desplegados.