suarez efe

Con dos golazos ante el PSG el uruguayo Luis Suárez consagró una de sus mejores actuaciones en el partido con que el Barcelona consiguió su pase a semifinales de la Champions, jornada en la que haciendo gala del talento que solo se aprende en el barrio humilló con su juego a uno de los defensores rivales.

Ambos tantos llegaron de acciones individuales con impecable conducción del balón y regate e incluyeron sendos “caños” al brasileño David Luiz, quin no una sino dos veces vio como su fracaso era coronado frente al arco con ejecuciones perfectas de su verdugo.

Si bien en particular los goles fueron ampliamente celebrados en las redes sociales, no fueron ellos los que se llevaron la mayor atención, sino que las jugada previas en que se originaron. De hecho, solo fue el nombre del brasileño el que se posicionó entre los temas más comentado a nivel mundial en Twitter.

Lo anterior solo se explica porque la humillación es las redes es más importante que el descaro, siendo el ver pasar la pelota entre sus piernas la máxima que puede sufrir, rendido ante la habilidad del rival, un jugador. Pero para ello, tiene que haber alguien que tome ese camino para burlarlo, más como una declaración de amor por el juego que por la efectividad de la maniobra.

Como dijo el recientemente fallecido Eduardo Galeano, “por suerte todavía aparece en las canchas” alguien como Suárez: “aunque sea muy de vez en cuando, algún descarado carasucia que se sale del libreto y comete el disparate de gambetear a todo el equipo rival, y al juez, y al público de las tribunas, por el puro goce del cuerpo que se lanza a la prohibida aventura de la libertad”.

Así se fogueó una gran noche del uruguayo, cuya confianza entre los culés va en aumento desde que se pudo integrar al equipo al finalizar los cuatro meses de sanción que le impuso la FIFA por morder a Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil del pasado verano.

La prensa española así lo reconoce en sus titulares, pero con frialdad europea: “Super Suárez y a semis”, titula el Sport, mientras el Mundo Deportivo grita “¡Oh, la, la¡” con la foto del uruguayo, y el diario Marca destaca que “Suárez volvió loco al PSG”.