Edwards y Ward

 

El ministro Peñailillo dejó la mesa servida para que desde la Alianza lanzaran sus mejores dardos tras la revelación por parte de The Clinic Online sobre las cuatro boletas que emitió la mano derecha de Bachelet a Asesorías y Negocios SpA, del operador político Giorgio Martelli, encargado de recaudar el billete para la primera campaña presidencial de Bachelet. Dicha firma facturó para SQM Salar, filial de la minera no metálica del ex yerno de Pinochet, Ponce Lerou.

Según consigna el diario La Tercera, Ward y Edwards hicieron un llamado a que Bachelet asuma el liderazgo que le corresponde para que el SII investigue al señor Martelli y a las empresas en que las tiene presencia.

“El Ministro Peñailillo se burló durante meses de la teoría sobre la presunción de inocencia y del respeto a la honra de las personas. Hoy, lamentablemente, él está siendo cuestionado y va a tener que revertir esa posición en beneficio propio”, dijo el UDI.

A su vez indicó que “cuando se trata de boletas de personas ligadas a la derecha son irregularidades; pero cuando son boletas de personas ligadas al Gobierno, incluso de Ministros de Estado, son trabajos efectuados, por lo que creo que esa teoría no la cree nadie, no se sostiene y me parece que la Presidenta de la República debe tomar el liderazgo para entender que estamos frente a un problema importante porque cuando el Ministro del Interior está cuestionado, y finalmente no tiene la dedicación completa para labores tan importantes que debe desempeñar, obviamente que hay que pensar en un plan B”.

Al ser consultado por si la información revelada por este medio sobre Peñailillo enredan sus posibilidades para llevar a cabo un acuerdo transversal, los parlamentarios aliancistas dijeron que “las cuatro boletas lo complican bastante, obviamente que una persona que está siendo investigada sobre la cual aún no pesa una sentencia judicial, nosotros mantendremos la presunción de inocencia, pero obviamente que se le complica bastante ser promotor o protagonista en la búsqueda de acuerdos”.

Edwards fue mucho más allá y emplazó a Jorratt para “que investigue las empresas del señor Martelli; pero que lo haga de verdad, porque todo lo que hay debajo de esas empresas huele a podrido”.

“Queremos también que el señor Peñailillo nos asegure y nos muestre, esos supuestos informes y estudios que habría realizado con la plata que le pagaba el señor Martelli, y que nos demuestre que en realidad, éste no era un pago por su trabajo desarrollado en la fundación Dialoga de la Presidenta Bachelet durante los meses en cuestión”, agregó Edwards.

El llamado del legislador de la derecha fue claro: “Que también, al igual como lo hizo con Soquimich, le pida a Martelli que entregue voluntariamente la información contable y que abra una investigación con el SII para que se investigue también a la filial Salar de Soquimich”.