fiscales

“6 de mayo, fiscales nacionales movilizados contra la impunidad” reza un cartel colgado en la entrada del Centro de Justicia, fiel reflejo de la jornada de paro que los persecutores viven en todo el país en demanda por lo que acusan ha sido una lenta tramitación del proyecto que fortalece el Ministerio Público.

El presidente subrogante de la Asociación Nacional de Fiscales, Marcelo Leiva, señaló al respecto -cita Bío-Bío- que durante este miércoles sólo se realizarán atenciones de urgencia.

El anuncio de la movilización que se realiza durante esta jornada llegó ayer luego de un tenso momento que se vivió al interior del Senado entre el gremio y el ministro de Justicia, José Antonio Gómez.

“Lo que tienen que hacer los fiscales es trabajar (…) no necesitamos a los fiscales en la esta comisión, no necesitamos que nos apuren”, espetó el secretario de Estado.

Asimismo, Gómez emplazó a Sabas Chahuán intervenir en el asunto. “Si dejan de trabajar el día miércoles, como corresponde, el fiscal nacional tendrá que tomar las medidas pertinentes para que los fiscales hagan su trabajo”.

Ayer, los fiscales anunciaron que la movilización sumará al 90% del gremio, de igual manera se pronunciaron a través de un comunicado sobre el porqué del paro de este miércoles.

“Estamos realizando esta movilización por la evidente falta de interés por parte de las autoridades legislativas, quienes luego de tres años con un proyecto de ley en el Congreso, sin ningún tipo de explicación razonable, señalan que el Proyecto de Ley que podría entregar una mejor justicia a la ciudadanía, no tiene la prioridad que le permitiría ser aprobado antes del 21 de mayo, compromiso que había informado a toda la comunidad a principios de año“, expusó el gremio.

“Se solicita al público, salvo que haya sido citado directamente por el fiscal, que evite concurrir a las Fiscalías de todo el país. No obstante lo anterior, informamos que en cada Fiscalía, existirán turnos éticos para atender casos de urgencia”, agregaron.

En lo medular, el proyecto que fortalece a la Fiscalía considera aumentar la dotación de fiscales y funcionarios y establece nuevos indicadores respecto de la eficiencia tramitación de causas y persecución de delitos.