Arturo Vidal EFE Juventus

Arturo Vidal está pasando por uno de sus mejores momentos futbolísticos y en el plano grupal sin duda que está en las puertas del mayor desafío de su carrera. En tres sábados más, el volante de la Juventus jugará la final de la UEFA Champions League, corona que nunca alcanzó un chileno y que lo puede catapultar, si levanta la Orejona, como uno de los más grandes en la historia del balompié criollo.

Sábado habló con el chileno en Turín, donde desde hace rato está encumbrado en la categoría de estrella. El chileno, que según los medios italianos fue el mejor de su equipo en el empate 1-1 en el Santiago Bernbáeu ante el Real Madrid, no puede pasear tranquilo por las calles de la ciudad, dice la revista.

En la previa de lo que puede su momento de máxima gloria, el hombre que forjó su carácter en los barrios de San Joaquín, recordó a los tres técnicos que lo dirigieron en la Roja desde 2007, cuando comenzó a tomar altura internacional como jugador.

“Son todos diferentes. Bielsa fue el primero en pensar más el fútbol, estudiar más a los jugadores. Claudio me enseñó mucho, porque siempre hablaba conmigo, me daba las herramientas para poder salir adelante y no achicarme nunca con nadie. Y con Sampaoli estoy aprendiendo, como lo que aprendí con Bielsa, pero a jugar al fútbol con más alegría”, dijo Vidal, quien además contó lo que aprendió en sus calles.

“Lo que aprendí en el barrio es lo que me ayuda a sobresalir en el fútbol acá en la Juventus. Porque es muy diferente. Del barrio tienes la choreza, la picardía de estar siempre en el lugar que nunca piensa”.

Pese a su gran recorrido, el volante de la Roja aseguró que “todavía no he ganado. Pero me siento feliz por estar donde estoy. Pero todavía me falta para poder ganar la Champions. Me queda apetito por ganarla”.

Respecto de la Copa América, dijo que “es una responsabilidad porque se juega de local. Pero nadie dice que la vamos a ganar. Porque Chile nunca ha ganado nada. Sí tenemos un buen equipo y vamos a luchar por ese sueño, pero paso a paso. Siento que es el momento de ganar algo importante. Pero no estoy diciendo que la vamos a ganar”.