roberto méndez

Este martes se dieron a conocer los últimos resultados de la encuesta Adimark, en la que nuevamente las cifras sobre el respaldo de la Presidenta Michelle Bachelet sigue cayendo, todo esto en medio de la profunda crisis de credibilidad que golpea a la política en general.

En este estudio, correspondiente a mayo, por primera vez en sus dos administraciones que el nivel de aprobación de Bachelet baja de los 30 puntos. Así, durante dicho mes su respaldo llegó al 29%, mientras que su desaprobación escaló al 66%.

Otro elemento preocupante para el gobierno dentro de esta Adimark es que ningún atributo de la Mandataria supera el 50% de aprobación. Por si fuera poco, sus mejores atributos desde casi siempre, confianza y credibilidad, hoy son los peor evaluados, con un 41 y 40% de nota positiva.

Ante tal escenario, hoy el director de Adimark, Roberto Méndez analizó las cifras arrojadas por el estudió y señaló que en comparación con el 2014, año en que se habló de las reformas y el programa de Bachelet, “hoy los temas están tocando a la Presidenta, a su capacidad para superar crisis, eso es mucho mas grave porque va al centro del capital político”.

Sobre los atributos de Bachelet, que no marcaron resultados mayor al 50%, Méndez reiteró que “eso es lo que ha hecho distinto el proceso político comparado con el 2014. En ese año ya habían recibido una caída, pero era por diferencias políticas o desacuerdos con las reformas, pero eso no tocaba la fibra. Hoy los temas están tocando a la Presidenta, a su capacidad para superar crisis, eso es mucho mas grave porque va al centro del capital político, lo que lo hace más difícil”.

En ese punto reflexionó que Chile está “viviendo una crisis política de riesgo, si nadie cree en las instituciones, la salida se hace muy complejo”.

Méndez estima que el camino es despejar las dudas de la ciudadanía y luchar por la transparencia, en medio de los polémicos casos que mantienen en turbulencias a la política, como por ejemplo una posible precampaña de Bachelet. En este último elemento se detiene para explicar que la ciudadanía y “todo el mundo se ve muy perdido, desorientado sobre declaraciones como Isabel Allende o el PC que pide que el gobierno aclare lo que ha pasado”.

Pese a las autocríticas que se deben hacer en el mundo político, Méndez también manifestó que el mundo empresarial también debe hacer lo propio, ya que “de repente se les echa mucho la culpa a los partidos, pero las empresas debiesen transparentar todos los aportes que se han hecho y promover la transparencia”.

Cambio de Gabinete

El director del organismo apuntó a que el cambio de gabinete efectuado por la Presidenta sirvió para dar un respiro, y “mejoró en parte la aprobación, de hecho Burgos y Díaz aparecen entre los ministros mejor evaluados y eso que vienen entrando en el gabinete”.

Añade de pasada que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, no alcanza el 40% de conocimiento, “por lo que no pudimos evaluarlo”, sin embargo, dice, cambiar equipo ministerial ayudó en que las cifras no fueran peores.

A su vez, Méndez indica que otro punto favorable para la Presidenta en este mes fue su discurso del 21 de mayo, aunque precisa que “no fue suficiente para enfrentar” los cuestionamientos en torno a temas como financiamiento irregular de campañas, la posible precampaña de Bachelet, etcétera. Sin embargo, pese a ser una cifra positiva marginal, “dan alguna esperanza al gobierno de que puede haber algún camino o salida”.

“Fue un mes realmente muy complejo… realmente es un resultado malo”, dice Mendez, argumentando que “a pesar de que en el mes ocurrieron cuestiones que tuvieron efectos positivos”, como “el cambio de gabinete, que fue en general bien recibido –no una cosa extraordinaria, pero todas las señales de la misma encuesta muestran que afectó positivamente al Gobierno- y el discurso del 21 de mayo, que también tuvo un efecto positivo marginal”.

En ese sentido, según consigna radio Cooperativa, el director de Adimark advirtió que lo anteriormente comentado “nos indica que sin eso, quizás estos resultados pudieron haber sido todavía peores”.