dólares YT

Una mujer neoyorquina exhumó recientemente el cadáver del hombre que la crió para demostrar con pruebas de ADN que éste no era realmente su padre biológico, para de esa forma poder acceder a una herencia de 50 millones de dólares que dejó quien ella asegura es su progenitor sanguíneo.

De acuerdo a lo que sostiene la agencia EFE, según el diario New York Post, un juez de la metrópolis del gigante del norte aprobó que la mujer en cuestión, identificada como Nina Sebastiana Viola Montepagani, elimine de su acta de nacimiento el nombre de su supuesto padre, tras demostrar con los análisis genéticos que no lo era.

Nacida en Brooklyn en 1952, la mujer cree desde hace décadas que su verdadero progenitor era el físico italiano Sebastiano Raeli, fallecido hace cinco años y que dejó tras de sí una fortuna de unos 100 millones de dólares, producto de sus negocios hoteleros.

Las pruebas en que ella se apoya son, entre otras cosas, la correspondencia mantenida entre su madre y Raeli y los contactos que la familia tuvo con él antes de morir.

Según su versión, el multimillonario mantuvo una relación con su madre en Roma a principios de los años 50 y producto de ésta la mujer quedó embarazada poco antes de viajar a Nueva York y casarse con el hombre que la crió como su hija.

Ya en el año 2001, la mujer presentó una demanda en Italia para ser reconocida como hija del físico, una petición que fue desestimada dado que en su partida de nacimiento figuraba otro hombre como su padre, tal y como informó el pasado abril The New York Times.

La decisión del juez esta semana elimina esa barrera, por lo que la mujer podría volver a intentar reclamar la mitad de la herencia de Raeli, que de confirmarse que era su padre le correspondería por ley.