bachelet-1-a1 (1)

La última encuesta de Plaza Pública Cadem, publicada hoy lunes 15 de junio reveló cifras alarmantes para la Presidenta Michelle Bachelet, ya que su aprobación llegó sólo a un 24%, alcanzando su peor cifra histórica desde que asumió el Gobierno. Por su parte su desaprobación no arrojó números positivos: Llegó a 65% y se ubicó el su peor resultado desde que llegó a su segundo mandato.

Los pésimos resultados calificados como históricos también se reflejan en la opinión sobre las principales reformas que impulsa Bachelet, ya que según Cadem, un 58% de los chilenos rechaza la reforma tributaria, mientras que sólo un 27 la aprueba. La reforma laboral llegó a un 50% de desaprobación y un 28% de apoyo. Por último, la reforma educacional se ubicó en un 69% de rechazo y sólo un 22% de aprobación.

Cambio de Gabinete

Pese a que el cambio de ministros realizado por la Presidenta Michelle Bachelet el lunes 11 de mayo le permitió a la Mandataria un respiro, las cifras que hoy se revelan a poco más de un mes de trabajo con el nuevo equipo siguen siendo preocupantes para el Gobierno.

Antes del cambio de Gabinete, los ministros tenían un 76% de rechazo, luego, con la llegada de los nuevos rostros esta cifra se ubicó en 54%, lo que representaba el inicio del alivio para Bachelet. Sin embargo, tras un par de encuestas que entregan porcentajes entre el 50%, hoy el estudio indicó que el nivel de desaprobación del nuevo gabinete subió 13 puntos desde el último sondeo y llegó a 69%.

Todo esto pasaba mientras se producía la renuncia del ministro de la Segpres, Jorge Insunza a menos de un mes de haber asumido. Los duros cuestionamientos por las asesorías que realizó a Antofagasta Minerals mientras era diputado y presidía la comisión de Minería, hicieron insostenible su permanencia en el equipo. Tras su salida, surgieron las críticas por la desprolijidad y los chequeos que realiza el gobierno al momento de designar personas en su gabinete.

Un hecho parecido ocurrió con los niveles de aprobación del nuevo gabinete, ya que el antiguo equipo ministerial poseía un 15% de apoyo. Tras el cambio de figuras llegó a un 24%, y ahora luego de un par de sondeos cayó del 25% al 18%, lo que vuelve a generar preocupación dentro del Gobierno.

Así, con el nuevo gabinete conformado, los ministros Nicolás Eyzaguirre y Andrés Gómez-Lobo, de Educación y Transporte, respectivamente, figuran como los secretarios de Estado peor evaluados con un 67% y 66%.

En contraposición, los ministros de Relaciones Exteriores y la cartera de Interior, Heraldo Muñoz y Jorge Burgos resultaron como los mejores evaluados, alcanzando un 63% y 51% respectivamente.

Por otro lado, el ministro más influyente resultó ser precisamente el propio Burgos, obteniendo un 21% de las preferencias, seguido por Heraldo Muñoz con un 17%.

En general, un 48% de los chilenos manifestó que el equipo ministerial es igual al anterior, mientras que un 31% dijo que era mejor, y un 13% concluyó que era peor.

Otro punto que significa un balde de agua fría para el gobierno en general fue la forma de manejar y llevar a cabo la agenda política y económica, puesto que alcanzó una cifra del 65% de rechazo, en comparación con el 25% de apoyo.

 

Revisa la encuesta completa pinchando acá.