estadio nacional A1

El diario estadounidense, The New York, realizó un reportaje sobre el Estadio Nacional en el marco de todo el ambiente futbolero que ha producido hasta ahora debido al desarrollo de la Copa América en nuestro país. En dicha nota periodística el medio calificó al recinto de Ñuñoa como “el más infame del mundo”.

Con el título de la nota “El oscuro pasado del Estadio Nacional de Chile, que ensombrece los partidos de la Copa América”, David Waldstein comienza su escrito describiendo que “un inquietante resplandor amarillento irradia desde la sección pequeña de bancos de madera vacíos y hormigón en ruinas detrás de la portería norte en el Estadio Nacional… Pero nadie se sienta en los bancos. Están reservados a perpetuidad , un memorial sombrío a las miles de personas que fueron golpeadas y torturadas aquí hace 42 años en el hogar del fútbol chileno”.

El escrito continúa su desarrollo y asegura que el Estadio Nacional, que recibirá 6 partidos durante Copa América, “es tal vez, el estadio más infame del mundo”.

Claramente el reportaje del NYT apunta a la etapa más oscura de Chile con la llegada de la dictadura militar en manos de Pinochet. “Durante casi dos meses después del 11 de septiembre de 1973, el golpe militar que derrocó al presidente marxista elegido democráticamente en Chile, el estadio sirvió como campo improvisado de prisioneros donde hasta 20.000 hombres y mujeres sufrieron a manos de una junta militar, encabezada por un jefe derechista del ejercito, el general Augusto Pinochet, que había tomado el control de Chile”.

El reportaje recoge algunos testimonios de algunos chilenos que estuvieron presos en el Nacional, coloso que hoy es conocido mundialmente como “el hogar de la Roja”.