Cynthia Ross A1

“Nunca he tenido un rol en el negocio o relación con Caval”. Esa es la respuesta de Cynthia Ross cuando le preguntan su rol en el negocio de la empresa, en parte, controlada por la nuera de Michelle Bachelet, Natalia Compagnon.

La arquitecta trabajó en el cambio del plan regulador de Machalí, que de haberse concretado, hubiera incrementado el valor de los terrenos que adquirió Caval, y es sobrina de Patricio Wiesner, el dueño original de los terrenos de Machalí.

Cabe destacar además, que el 23 de junio, Ross, declaró como imputada en el caso, ante la fiscalía regional de O’Higgins.

En entrevista con La Tercera, la imputada indicó que “el municipio me ofreció trabajar para ellos, porque el informe de modificación al plan regulador que había realizado para el síndico (Herman Chadwick) calzaba de manera íntegra con los intereses de la municipalidad”.

En todo caso recalcó que no tenían ninguna independencia para tomar decisiones al respecto de los terrenos mencionados. Consultada sobre sus gestiones en el cambio del plan regulador, Ross dijo que sólo realizaba las “que me encomendaba el director de Obras, quien, a su vez, era mandatado por el alcalde. Yo no tenía ningún poder de decisión para incorporar la vía Santa Elena y las 174 hectáreas a la propuesta de la Seremi Minvu. Sí debía agilizar el proceso de aprobación como encargo del municipio”.

Además, agregó que nunca sintió “ningún conflicto de interés al momento de idear la propuesta inicial. Sentí toda la libertad profesional de generar un trabajo serio y responsable. Si es que hubiese querido favorecer a Patricio Wiesner (su tío), habría incorporado el campo completo de 84 hectáreas, no sólo 44 hectáreas”, advirtió.

A propósito de su relación con el síndico Herman Chadwick, que estuvo a cargo de la administración del convenio judicial preventivo de Weisner S.A, dueña original de los terrenos, e investigado por el caso Caval, manifestó que terminó su “trabajo para Herman Chadwick y después asesoré al municipio. No fue en forma paralela, la municipalidad me contrató justamente para continuar el trabajo que había realizado para el síndico, entre otras cosas, como supervisar el Estudio de Capacidad Vial de la comuna”.

Sobre su relación con Juan Díaz, quien le habría ofrecido los terrenos a Mauricio Valero (Caval), que bien detalla este reportaje de The Clinic, Ross aseguró que “la calificaría expresamente como una relación laboral, donde él me consultaba aspectos técnicos y otras veces me hacía encargos de trabajos concretos”.

Consultada por La Tercera sobre la tesis de la Fiscalía de que “trabajaba para tres personas: la municipalidad, Chadwick y Caval”, Ross aseguró que “no tengo ni he tenido una relación comercial con Caval. Para el señor Chadwick trabajé antes de asesorar a la municipalidad. Además, debo recordar que no tenia ningún impedimento para trabajar particularmente, yo estaba contratada a honorarios, en calidad de consultora externa, lo cual me permitía ejercer libremente mi profesión”.